En Europa se está celebrando el juicio más importante para la banca española. Las entidades bancarias se están jugando 44.000 millones de euros, según las estimaciones de Goldman Sachs. Tal y como informamos en Diario16, la vista oral celebrada en Luxemburgo demostró cómo la representante del Estado español se puso de parte de los intereses de la banca al solicitar que, de anularse el IRPH, no se aplicara ningún tipo de retroactividad por las consecuencias que dicha medida tendría para las entidades financieras.

Sin embargo, en esa vista oral se produjeron otras cuestiones que muestran cómo la banca española está muy nerviosa, sobre todo después de que la Comisión Europea presentara al TJUE un informe demoledor sobre el IRPH. En el juicio, el representante de la banca hizo afirmaciones que no se correspondían a la realidad. Tal y como ha indicado la plataforma Stop IRPH Gipuzkoa la entidad bancaria mintió «al afirmar que las hipotecas referidas al índice IRPH han operado por debajo de las condiciones de mercado». Los afectados por este índice esperan que este hecho tenga consecuencias.

Es imposible que una hipoteca ligada al IRPH opere por debajo de la media porque, a pesar de que se calcula como una media, tiene peculiaridades que hacen encarecer el resultado. Por un lado, la media se calcula con tipos TAE, que incluyen comisiones y gastos que en los préstamos IRPH se pagan por duplicado. Esto es algo que el propio Banco de España advierte en una circular, indicando que para compensar este efecto es necesario aplicar un diferencial negativo a los préstamos IRPH. Sin embargo, este diferencial negativo nunca se aplicó.

Por otro lado, el IRPH es una media simple no ponderada, de modo que las entidades más caras, a pesar de su pequeño volumen, hacen media con las más competitivas, encareciendo el resultado. Además, las hipotecas más baratas, destinadas a VPO y a empleados de la banca, no son tenidas en cuenta en la media. «Por todo ello el escenario planteado por la banca ante el TJUE, no es posible», afirman desde IRPH Stop Gipuzkia.

La plataforma ha querido hacer esta aclaración para denunciar el intento de la banca de engañar al tribunal y también para dejar claro que las hipotecas IRPH no son una apuesta que ha salido mal a los afectados, tal y como afirmó el Secretario de Estado para la UE, Marco Aguiriano, que acusó a las víctimas de IRPH de especular con «hipotecas baratas» y de creerse «muy listos».