Tal y como hemos publicado en Diario16 durante estos meses, hay más de 1,3 millones de familias afectadas por la aplicación del IRPH como índice de referencia en sus hipotecas. Estas personas han estado pagando durante años una media de 300 euros mensuales más que los préstamos referenciados a Euribor. Según indican diferentes estudios, el IRPH, aunque es legal, es muy manipulable y esto ha servido a las entidades bancarias para mantenerlo siempre con un valor muy superior. Sin embargo, las familias afectadas nos han transmitido testimonios desgarradores sobre lo que les está suponiendo, sobre el sufrimiento que les está generando y sobre las consecuencias del IRPH en sus vidas.

Hoy hemos charlado con una de estas víctimas, Dolores, una mujer que se levanta a las 5 de la mañana todos los días para ir a trabajar y que lleva más de una década sufriendo un verdadero calvario.

Parece que el final del sufrimiento se acerca, ¿verdad?

Es cierto que hay esperanzas, pero también lo es que ya no confiamos en nadie. La justicia nos ha hecho tantas perrerías, nos ha puteado tanto, que cualquier luz en el túnel que se pueda ver nosotros lo tomamos con desconfianza y nos apartamos hacia un lado para que el tren no nos arrolle.

¿Después de la vista en el Tribunal de Luxemburgo y del informe de la Comisión Europea parece más cercana la nulidad del IRPH?

Todo parece indicar que ahora sí vamos a lograr que la Justicia reconozca que el IRPH es un índice abusivo y manipulable y, por tanto, que va en contra de las leyes europeas. Pero los bancos tienen mucho poder y mucho apoyo de los gobiernos, así que nos encontramos a la expectativa y con un temblor en el estómago esperando a la sentencia, pero eso no llegará hasta el mes de junio.

Habla usted de que la banca tiene apoyo institucional, sin embargo, en Europa ya han sido condenados en varias ocasiones…

Eso es verdad, pero sólo tienes que ver la actitud de la abogada del Estado para comprender a quién apoya el gobierno.

¿Cómo valora el papel del gobierno respecto a los afectados del IRPH?

Fue Rajoy quien puso a la Abogacía del Estado para defender a los bancos. No se podía esperar otra cosa del PP, así que por ahí nada sorprendente ni decepcionante. Pedro Sánchez, a pesar de que se le ha reclamado que retirara a la Abogacía del Estado, tampoco ha hecho nada. Ni siquiera hizo caso al Congreso de los Diputados. Cuando pasó todo lo del juicio de las hipotecas y dijo que se iba a acabar que los ciudadanos pagáramos los abusos de la banca, muchos de los afectados del IRPH pensamos que nos iba a ayudar, pero no, no hizo nada. Sánchez nos ha traicionado, como lo ha hecho con todos los colectivos de víctimas de abusos de la banca que luchan cada día por recuperar lo que les han robado.

¿Ha pensado en el impacto que tendrá para la economía una condena con retroactividad?

No, no lo he pensado porque me da igual lo que les pase a los bancos. Yo quiero recuperar el dinero que me han cobrado de más durante más de diez años. No era normal que mi hipoteca subiera mientras que las de mis familiares bajaban porque estaban referenciadas al Euribor. Me hace mucha gracia que ahora haya quien quiera poner a los bancos como víctimas porque tienen que devolvernos el dinero. No nos tienen que indemnizar, nos tienen que devolver el dinero que nos han cobrado de más durante estos años. Eso tiene que quedar muy claro.

¿Cuánto le han cobrado de más a usted?

Yo firmé una hipoteca en el año 2006 de 58.000 euros a 20 años. Durante diez años he pagado religiosamente su cuota mensual, liquidé 25.000 euros en concepto de intereses y aún me quedan por pagar 51.000 euros. Es decir, que en diez años sólo he pagado 7.000 euros. ¿Cómo se puede amortizar toda la deuda en los diez años que me quedan si en los diez primeros sólo he pagado 7.000 euros? Mi familia tuvo que decidir entre seguir pagando la hipoteca o invertir ese dinero en pagar los honorarios de un abogado para interponer una demanda en el juzgado contra el banco para reclamar la anulación del IRPH, ajustar mi hipoteca con el Euribor y que me devolvieran el dinero cobrado de más.

¿Conoce algún caso parecido al suyo?

No hay muchos matices. La única diferencia entre los afectados del IRPH es la cuantía de la hipoteca. Pero te voy poner otro ejemplo: un matrimonio joven, con la ilusión de iniciar una nueva vida, pidió un préstamo por 250.000 euros. La entidad se lo vendió como que no iba a tener sobresaltos con la cuota mensual, pero cuando habían pasado diez años, habían pagado 120.000 euros y sólo amortizado 20.000.

En el banco, ¿qué le decían?

Nada, que todo era legal. Como llamaba tantas veces para reclamar, llegaron a reírse y a mofarse de mí. Esperemos que en junio sea yo quien se ría de ellos.

¿En qué le ha afectado personalmente el tener su hipoteca con IRPH?

No duermes por las noches. Estás siempre con un estado de nervios porque, al principio, no haces más que pensar que qué vas a hacer si te desahucian porque no puedes pagar la hipoteca. Las relaciones familiares se hacen difíciles porque te tienes que privar de cosas normales, no de vicios o de caprichos, de cosas que son necesarias para vivir. Y mucho llorar, eso sí, mucho llorar porque te sientes ahogada, te sientes inútil, te sientes acorralada. En España ir contra un banco es chocar contra un muro porque todo el mundo se pone de su parte.