Los precios subieron en abril en Andalucía un 0,9% respecto al mes anterior, una décima más que la media española (0,8%), según el Índice de Precios de Consumo (IPC) que publica el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) a partir de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En términos interanuales, la tasa de inflación de Andalucía se mantiene en el 1,1%, igual a la tasa española (1,1%) y a la registrada en marzo (1,1%).

En la evolución de los precios en Andalucía respecto al mes anterior, sobresalen los aumentos en vestido y calzado (10,3%)  debido a la nueva temporada de primavera-verano; transporte (1,2%), por la subida de carburantes y combustibles (2,1%); y comunicaciones (1,2%), por el aumento en los servicios de telefonía y fax (1,6%).

Solo descienden los precios en dos de los doce grupos de bienes y servicios que conforman el IPC: ocio y cultura (-0,7%), sobre todo, por la bajada de los paquetes turísticos (-5,3%) después de la Semana Santa; y vivienda (-0,1%) debido a la reducción en electricidad, el gas y otros combustibles (-0,3%).

En comparación con abril de 2017, las mayores subidas de precios se dan en los grupos de comunicaciones (2,9%) por los servicios de telefonía y fax (4,7%) y postales (3,7%); transporte (2%) debido a los carburantes y combustibles (3,8%); hoteles, cafés y restaurantes (1,6%) por la restauración y comedores (1,8%); y bebidas alcohólicas y tabaco (1,6%), sobre todo por las primeras (3,8%).

En el lado opuesto, solo dos de los doce grupos que conforman el IPC registraron descenso interanual: menaje (-0,6%)  debido fundamentalmente a las bajadas de precios de los textiles para el hogar (-2,5%) y de los aparatos domésticos (-1,5%); y ocio y cultura (-0,5%) por el descenso en los paquetes turísticos (-6,7%).

Los precios en Andalucía mantienen un comportamiento moderado y acorde a lo observado en España y la Eurozona. De esta forma, la tasa de inflación en Andalucía se mantiene en abril en el 1,1%, igual a la registrada el mes anterior y a la media nacional. Tasas ligeramente por debajo de la adelantada por Eurostat para la Zona Euro (1,2%), y son casi un punto inferiores al objetivo de estabilidad de precios del Banco Central Europeo (2%).

El mantenimiento de la inflación en abril se produce por la moderación observada en el componente más estructural de la evolución de los precios, la inflación subyacente, que no tiene en cuenta los precios de los alimentos no elaborados ni los productos energéticos, y que se ha reducido en Andalucía en dos décimas para situarse en abril en el 0,8%, igualando la media nacional y quedando tres décimas por debajo del IPC general (1,1%).

Una moderación que compensa el repunte observado en los precios de los productos energéticos con una tasa interanual del 2,2% en Andalucía, casi un punto superior a la observada en marzo (1,3%), y explicada por la subida de la tasa de los precios de carburantes y combustibles (3,8%), derivada de la trayectoria ascendente que describe el precio del petróleo en los mercados internacionales.