Costa Rica acaba de inaugurar su nuevo Centro de Convenciones, que representa la vitrina para mostrar al país como un destino rentable en la industria de reuniones. Situado a 8 km del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría y a 10 km del centro de San José, con acceso desde la autopista General Cañas, el edificio principal del nuevo Centro de Convenciones dispone de un área de 15.600 m2, ubicado en un  terreno de 10 hectáreas. Su capacidad máxima es de 4.600 personas y ha contado con una inversión de 35 millones de dólares de financiación propia.

Destaca su diseño sostenible, con una arquitectura integrada en el entorno, ambos factores en armonía con la imagen del país. Para su cubierta, se han empleado techos reflectantes, donde también han reutilizado aguas pluviales, y entre sus instalaciones, se ha incluido grifería con cierre automático, sistemas de aire acondicionado de alta tecnología, parasoles que mitigan calentamiento solar, iluminación interna por medio de sistemas LED y externa con paneles solares, arborización interna y externa con especies nativas, sensores de movimiento para el apagado y encendido de luces, además de utilizar planta de tratamiento, entre otras. En cuanto a servicios, el nuevo Centro de Convenciones dispone de área para exposiciones, vestíbulos, servicios, salones de convenciones, zonas de estacionamientos y área para exposiciones al aire libre y para avituallamiento (carga, descarga y bodegas).

Luis Guillermo Solís Rivera, Presidente de la República, ha destacado: “Durante esta administración, le dimos al turismo la prioridad que merece y por ello, logramos hacer realidad el Centro de Convenciones, un proyecto postergado que sin duda dinamizará la industria turística, generando beneficios en todo el territorio nacional”.

Por su parte, Mauricio Ventura, Ministro de Turismo ha asegurado que el Centro de Convenciones “es la punta de lanza para la proyección del país en turismo de reuniones, en donde el éxito depende de la calidad de servicios que se ofrezcan, la continuidad y el seguimiento que se le brinde a la estrategia realizada para posicionarnos en esta rentable industria y el trabajo conjunto que se realice con el sector privado”.

“Cuando asumí el compromiso con mi país de liderar el Ministerio de Turismo hace casi 3 años, la construcción del Centro de Convenciones fue la primera meta que nos trazamos con el señor Presidente. Silenciamos muchos “no” en el camino con la actitud correcta, con empeño, dedicación y sobrepasamos las barreras del escepticismo. Después de años de espera, hoy Costa Rica tiene un inmueble de primer mundo”, ha resaltado Ventura.

Estrategia de peso

El Instituto Costarricense de Turismo ha ido desarrollando una estrategia continua para competir en la industria de reuniones. Por ello, desde hace casi tres años, la institución participa en ferias turísticas especializadas, ha desarrollado un plan promocional para introducirse en este nicho y cuenta con el apoyo de asesores expertos de calidad mundial.

Uno de los aspectos a destacar ha sido el fortalecimiento del Buró de Convenciones, el  cual se ha convertido en un actor fundamental para la captación de congresos en el país.

Álvaro Arguedas, Presidente del Costa Rica Convention Boureau ha afirmado: “La inauguración del Centro de Convenciones de Costa Rica representa la cristalización de un anhelo del sector turístico que data de tiempo atrás y es un gran logro emanado de la cooperación entre el sector público y el sector privado de nuestro país. Al mismo tiempo, representa un gran reto pues el apoyo del sector público, en especial del ICT, será vital para que los que trabajamos en el turismo de reuniones logremos ver colmado de importantes eventos mundiales esta obra”.

Además, históricamente el ICT se había enfocado en el segmento vacacional, y más tarde, se creó la División de Turismo de Reuniones conformada por profesionales especializados en este tipo de industria.

Del mismo modo, se ha lanzado el Programa de Embajadores en Turismo de Reuniones de Costa Rica, con el fin de involucrar a instituciones y asociaciones en la captación de eventos mundiales al país. Dicho programa ha cumplido recientemente su primer aniversario.

Según Ventura, gracias a dicha estrategia, Costa Rica empezó a ser reconocida en la industria. El país avanzó 10 posiciones en el ranking mundial de turismo de reuniones, realizado por el International Congress and Convention Association (ICCA), al pasar del puesto 63 al lugar 53 entre 200 países y tan solo a una posición de Panamá, que lleva muchos años de ventaja. También, Costa Rica recibió el premio más importante de la región (Forum Latinoamericano) por impulsar el turismo de reuniones.

A día de hoy, se han confirmado la realización de casi 80 congresos internacionales en Costa Rica entre el 2017 y el 2021, los cuales generarán un impacto económico de alrededor de 250 millones de dólares y cada día la cifra sigue creciendo.

“Nuestro turismo está más fortalecido, porque al final del camino demostramos que en el sector público se pueden asumir proyectos, concluirlos en tiempo, desarrollarlos con calidad y con una visión de negocio que lo respalde”, concluyó Ventura.