¿Todavía participas en casa de apuestas sin tener un modelo de apuesta férreo? Un error muy habitual es pensar que tan sólo necesitas de algo de suerte y de un bono promocional (como el Código Promocional Betplay) para tener éxito. Una sólida estrategia resulta fundamental.

¿Qué es exactamente un modelo de apuesta?

Lo podemos definir como un sistema capaz de identificar patrones de referencia desde los que podemos estudiar las probabilidades de que se produzca un resultado en un determinado evento. Es decir, que un modelo de apuestas nos puede ayudar a desvelar las oportunidades de apuesta más rentables, a juzgar la capacidad realista de un equipo con mayor exactitud que las herramientas que proponen las casas de apuestas.

Ahora bien, crear un modelo es difícil y requiere de bastante tiempo (no podemos crearlo de la noche a la mañana). Antes de empezar será crucial seguir unas específicas instrucciones y órdenes que se irán haciendo más complicadas a medida que avancemos.

Metodología para crear un modelo de apuestas

Establece un objetivo

¿Qué es lo que quieres lograr con el modelo? Si no tenemos un propósito claro, iremos a la deriva. Esto parece lógico, pero lo cierto es que muchos modelos se olvidan de establecer un objetivo inicial.

Busca uno que sea específico, no genérico.

Establecimiento de métrica

Basa tu investigación es un formato numérico que tenga una métrica mesurable.

Esos 2 pasos iniciales entran dentro del proceso conocido como “Ciclo de Control Actuarial”.

Tratamiento de datos

Llegará el momento de recopilar y tratar los datos. O bien los conseguimos por nuestra cuenta, o bien nos basamos directamente en los datos que aparecen en Internet. La gran ventaja de esta última opción es que descargarlos de la red es gratis (por lo menos en la gran mayoría de webs).

Dándole forma al modelo

Las matemáticas son muy importantes en este punto. Ya hay varios modelos, por lo que podemos basarnos en uno existente y mejorarlo, o bien intentar crear uno nuevo.

Estudio de supuestos

Para probar el sistema, el método debe de contar con varios supuestos que pondrán a prueba las limitaciones del sistema.

Prueba y error

Una vez que tengamos el sistema listo, habrá llegado el momento de probarlo. No te olvides de controlar los resultados y de corregir cualquier posible fallo que pueda existir.

Con estos pasos podrás crear el modelo perfecto.