Las apuestas a marcador exacto comprenden un mercado muy popular, tanto para los nuevos apostantes, como para los más veteranos. Se caracterizan por ofrecer una interesante oferta inicial, aunque están diseñadas tan sólo para atraer al resultado; siendo realistas, no se diseñan en favor del apostante.

Para que puedas conocerlas en detalle, en las siguientes líneas analizamos algunas de sus características.

Características de las apuestas a marcador exacto

La principal diferencia de este tipo de apuestas con las “cuotas de partido directas” es que en estas últimas tan sólo existen 3 resultados (es decir, victoria local, empate o victoria visitante). Cuando nos decidimos por apuestas a marcador cero, hay muchos más resultados posibles. Los expertos recomiendan probarlas con prudencia, siempre de la mano de una Casa de Apuestas online, tipo Bwin 2018.

Lo más habitual es que las casas de apuestas limiten la cantidad de cuotas de marcador exacto; para ello, emplearán un nº máximo de goles por cada equipo. Supongamos que este número es la variable X. Para obtener la cantidad máxima de marcadores que se pueden conseguir habrá que aplicar esta fórmula: (x +1)^2.

Será más fácil de entender poniendo un ejemplo: los partidos en los que los 2 equipos pueden tener un resultado de entre 0-6 goles nos dará un resultado de marcadores que asciende a 49.

Es lógico pensar que las cuotas de apuestas de marcador exacto suelen ser mucho mayores que las cuotas de partido, ya que cada una de ellas tiene una probabilidad de producirse mucho menor que un resultado directo de victoria local, de empate o de victoria del visitante.

Cómo ya sabes, a las casas de apuestas les encantan las cuotas elevadas. Además de ser una buena manera de atraer al cliente, también generan buenas historias en el caso de que el apostador consiga ganar, lo que al mismo tiempo sirve de nuevo de cebo para atraer a un nuevo cliente. Además, estos negocios aplicarán un margen más elevado sobre las cuotas del partido, y esto se deberá a la cantidad de resultados posibles que se pueden dar, además de al nivel de incertidumbre de cada apuesta.

Estas casas suelen acortar los precios mayores mucho más que los precios menores; la idea es hacerlo sin que el apostante se pueda dar cuenta de ello y así no se preocupe.

Básicamente en esto consisten las apuestas a marcador exacto, un recurso que no está pensado para todo tipo de apostador.