No es ningún misterio: las máquinas tragaperras tradicionales ya no interesan a las nuevas generaciones, a los llamados millenials.

Un estudio llevado a cabo por la Association of Gaming Equipment Manufacturers (Caesars Entertainment Corporation), pone esta situación en perspectiva. Según los datos que manejan, las cifras han bajado desde los 335 mil millones facturados en 2007, hasta los 291 mil millones facturados en 2014.

Muchas entidades ponen como excusa que este no es el mejor periodo económico precisamente; y es que la crisis recesiva y el lento crecimiento económico todavía penden sobre nuestras cabezas.

Sin embargo, y aunque si bien es cierto que todos estos factores tienen una gran relevante, es innegable que a los jugadores modernos ya no les atrae tanto las máquinas recreativas clásicas cómo lo hacían con sus padres o abuelos.

Cambian las “reglas del juego”

Aparecen nuevas máquinas tragaperras recreativas en el mercado, con el objetivo de darle la vuelta a esta situación.

Los programadores intentan encontrar el equilibrio entre desarrollar un algoritmo justo para conseguir beneficios, pero al mismo tiempo en desarrollar un sistema para hacer que el juego parezca atractivo.

Por ejemplo, el jugador moderno ya no disfruta tanto con los juegos de azar, si no que prefiere aquellos de habilidad. Es por ello, por lo que el reto principal ahora es encontrar un sistema de juego con el que se lo pase en grande el jugador iniciado, pero que al mismo tiempo suponga un reto para aquellos más cualificados. Se piensa en un sistema de juego adaptable a cada jugador, para que así todos puedan disfrutar.

Hay una clara preferencia por los juegos online; al jugador actual le gusta, o bien jugar directamente desde su casa, o bien a través de máquinas que le permitan conseguir el mismo efecto. Muchas de los nuevas máquinas tragaperras se diseñan para que el usuario aspire a lograr pequeñas victorias, así llegar a un payout similar al que se conseguía con las máquinas tragaperras convencionales.

Otros casinos apuestan por modernizar sus instalaciones: por ejemplo, en el caso de Las Vegas Sands Corp han instalado asientos de tipo estadio en el casino que tienen en Bethlehem (Pensilvania). La idea es disfrutar de una diferente forma de jugar con un dealer en vivo en un plano circular.

También aparecen las máquinas tragaperras temáticas. Son máquinas que versan sobre un determinado tema que interesa al jugador moderno. Por ejemplo, los temas sobre el Antiguo Egipto suelen ser muy populares. También podemos encontrar máquinas cuyos temas versan sobre películas y series (podemos encontrar desde máquinas de “Instinto Básico”, de “El Hombre Invisible”, “Cazafantasmas”, entre muchas otras).

Según las palabras de Melissa Price, la vicepresidente de César, el mundo está cambiando y hay nuevas posibilidades que se pueden aprovechar. La labor de todas estas plataformas es encontrar las nuevas maneras de llegar a la mente del nuevo apostador, lograr que disfrute con la experiencia y así poder obtener finalmente beneficios.