De los 32 equipos que empezaron la Champions League 2017/18 han quedado solo 16. Hasta la final de Kiev del próximo 26 de Mayo el camino es largo. Y puede ser muy caro para un aficionado que no vive en la ciudad de su equipo favorido. O para un visitante.

Desde la rica Suiza hasta la fría Azerbaiyán los precios del alojamiento o de la comida pueden cambiar muchísimo, como demuestra la investigación “Champions League Prix Index”.  Si una cama, como promedio, en Basilea puede costar un 182 euros, a Bakú tendrás que pagar solo 7. Y si quieres tomarte algunas cervezas con los amigos antes de ver en el césped tu 11? Sin dudas hay que viajar a Rusia: tanto en Moscú como a Donetsk en Ucrania las copas pueden costar meno de 1 euro, nada que ver con los 6 de un bar de Paris o de una “trattoria” de Roma.

El Besiktas de Estambul es una de la sorpresa de esta edición. El equipo de Şenol Güneş, con Quaresma y Pepe como estrellas, esta enfocando en el próximo partido frente al Bayern Munich del 20 de febrero. La lucha por la Süper Lig de este año es interesante, con el İstanbul Başakşehir del ex blaugrana Arda Turan leader, y con los equipos “históricos” en segunda posición: Galatasaray, Fenerbahçe y Besiktas. En febrero, cuando volverá la competición más importante para los clubs europeos, para viajar a Alemania, los aficionados turcos necesitaran, como mínimo, un budget de 250€. Saldrá muchos más cara la vuelta para los alemanes. Si en la capital de Turquía se puede encontrar una habitación por solo 30 euro, el precio de un avión sube a 243€.

Londres es un encanto de ciudad y los cules blaugrana tienen un dulce recuerdo del ultimo partido en Stanford Bridge, cuando Iniesta marcó su fundamental gol para el pase contra el equipo blues en el 2009. Pero si en la ciudad Condal un bocata a la barra puede salir barato (y con un rico fuet), en la casa de la Reina el coste sube a más de los 10 euros, sin bebida, por supuesto.

Nada que ver con Mónaco. En el Principado de Alberto todo es caro: alojamiento, billete, vuelo y comida. Una inversión de casi 500€ euros solo para ver un partido. Para la felicidad de todos los hinchas los blancorojos de Radamel Falcao ha acabado en la ultima posición del grupo G con solo dos puntos y cuatro derrotas.

El Noroeste de Inglaterra es otra parada obligada en la historia del fútbol, más aún cuando en Manchester se encuentran dos de los mejores clubes del mundo. El Teatro de los Sueños es una parada idílica para cualquier amante del fútbol. Así será para los sevillistas. Montella&Co. jugarán contra Mourinho el próximo 13 de marzo. Habrá que reservar un avión lo antes posible para ahorrar el coste del viaje. Manchester como ciudad no ofrece mucho. Mejor ir al partido con antelación y visitar el museo de Old Trafford.