El año que acabamos prácticamente de terminar, si se ha caracterizado por algo en lo que se refiere a los mercados financieros,  ha sido por la irrupción de las Criptomonedas en el ámbito del cliente retail.

Si bien es cierto que desde que se creó la primera criptomoneda que fue el Bitcoin en el año 2009, durante este último año 2017 ha sido cuando más se ha incrementado en términos de revalorización estos activos. Podemos decir que aunque es probable que durante los años anteriores aumentaran en precio algunas criptomonedas,  este último año ha sido cuando el boom ha experimentado su mayor crecimiento.

Este crecimiento provocado en mayor medida por un aumento de la confianza social por parte de los inversores ha conseguido que se revaloricen estos activos de manera exponencial, ya que el aumento de dicha confianza se traduce en una mayor aprobación del conjunto de los inversores.

Esta notable  preocupación de los inversores, hace que nuestro departamento de análisis gestione de forma semanal un seminario para informar de la situación específica de este mercado y poder ofrecer a los usuarios las mejores herramientas para que puedan posicionarse en Bitcoin -tanto al alza si consideran que se va a recuperar – como a la baja.

Podemos afirmar que el auge de estos activos ha sido exponencial consiguiendo que las criptomonedas estuvieran durante el año pasado  “a pie de calle”,  incluso en boca de inversores tradicionales con perfiles de riesgo muy adversos.

La cuestión es que estos activos tienen una volatilidad muy alta con lo que la capacidad para controlar las fluctuaciones que generan sus movimientos resulta bastante complejos, por  lo que es un producto no apto para todo tipo de inversores.

La pregunta a la que nos enfrentamos a principios de año es si realmente el Bitcoin se está desinflando, ya que ha tenido un inicio  de ejercicio bastante complicado, con unas caídas acuciantes y más comparando a lo que nos tenía acostumbrados.

Muchos son los inversores que afirman que el crecimiento experimentado por estos activos durante el ejercicio pasado es insostenible y que a día de hoy, sólo pueden tomar una dirección en el mercado, que es hacia abajo.

El tiempo les dará o quitará la razón pero lo importante es poder contar actualmente con herramientas que nos permitan posicionarnos en ambas direcciones para aprovechar dichas fluctuaciones.

Daniel García es analista en XTB