Estamos llegando a final de año y es inevitable hacernos la pregunta que nos planteamos siempre Al termino del ejercicio, ¿ este año, habrá rally de Navidad?

Es cierto que este ejercicio no creo que se caracterice como uno de los últimos años más tranquilos y favorables para la renta variable. Durante este año hemos pasado diferentes procesos tanto electorales en Europa e inestabilidades políticas que lamentablemente han lastrado las principales compañías españolas.

Mientras que en mayo todos nos las prometíamos muy felices con la renta variable en máximos anuales y con una revalorización entorno al 20% , se empezó a equilibrar la balanza entrando en una espiral bajista que hasta el día de hoy nos acompaña.

La cuestión es que esta vorágine bajista en la que estamos inmersos no tiene signos de cambiar el rumbo y retornar hacia el mismo sesgo que perseguíamos durante el primer semestre del año.

Podemos afirmar que el rally de Navidad es un componente estacional muy a tener en cuenta, ya que si nos basamos en datos históricos, tradicionalmente suele ser un empujón alcista que ayuda en muchas ocasiones a camuflar los resultados y revalorizaciones anuales para muchas compañías.

Sólo nos queda especular como todos los ejercicios a estas alturas del año sobre si esta vez volverá a ocurrir y podremos tener la oportunidad esta vez, sí, de poder maquillar nuestra cartera, que este año, en muchas ocasiones, buena falta hace. Hay que tener en cuenta y hacer hincapié en que no todas las firmas que cotizan en nuestro mercado han mostrado esa debilidad tan alarmante como para que nuestro principal selectivo cotice en estos niveles, pero como siempre un incremento en precio del conjunto del mercado siempre será satisfactorio para el conjunto de nuestras empresas independientemente del sector en el que opere.

Daniel García es analista en XTB