Fuentes consultadas por Diario16 niegan al 80% la información publicada en la mañana de hoy, vía agencia, facilitada por los consejeros independientes de la compañía y el asesor Miguel Zorita a Europa Press, en la que se informaba sobre un acuerdo alcanzado para sustituir a Ángel del Valle en la presidencia de Duro Felguera por Acacio Rodríguez.
La destitución tendría lugar con el compromiso de exonerar a los consejeros independientes de garantizar con su patrimonio para poder liberar nuevas ayudas, algo que sí que se exigió al actual presidente. Sin embargo, este posible acuerdo se olvida tanto de garantizar los puestos de trabajo como el de aclarar el compromiso profesional de Miguel Zorita en la compañía.
Es cierto que en el día de ayer los tres consejeros independientes, encabezados por Acacio Rodríguez y el director financiero de la empresa asturiana, se reunieron en Madrid durante varias horas con representantes de los diferentes bancos acreedores liderados por el Santander.
Como ocurrió con Abengoa e Isolux y, se ha considerado la propuesta que en días pasados Ángel Del Valle, en calidad de presidente de Duro Felguera, dejó encima de la mesa y coincide, según ha podido saber Diario16, en casi todos sus términos con la información de la agencia Europa Press, a excepción de que en la misma no se dice nada de las condiciones de Del Valle ni de acuerdos que garanticen la seguridad de todos y cada uno de los puestos de trabajo de todas las compañías que configuran el Grupo de Duro Felguera.
Es el momento, si se diese el relevo en la presidencia de la compañía asturiana, de que saliera a la luz y se aclarase de forma transparente todo lo opaco que pudiera existir en el contrato millonario que el Santander obligó a realizar a Duro Felguera a favor de Miguel Zorita para que, a su vez, éste fuese el interlocutor para negociar con el pool bancario.
Es digno de resaltar que nadie responda a la incógnita del por qué de la presencia de Miguel Zorita en Duro Felguera, incluso los comités de empresa, Sindicatos, accionistas, directivos y administraciones públicas tras conocerse las insolventes actividades profesionales de Zorita, algunas de ellas de demostrada irregularidad llevadas a cabo en Chile y Luxemburgo, con un carácter presuntamente delictivo. ¿Por qué el Banco Santander obliga a la compañía asturiana a poner al frente de la viabilidad de Duro Felguera a un personaje de tal catadura moral y ética profesional?  El banco cántabro, y con él, el resto de los bancos acreedores, tienen la obligación ética y moral de hacer público un comunicado que hable de dicha decisión y contradiga el informe que se adjunta a este artículo sobre Miguel Zorita.
En el caso de que Acacio Rodríguez asumiese la presidencia, o en su lugar cualquier otra persona, incluso si llegase a continuar ostentando el cargo de presidente Angel Antonio del Valle, tendría que empezar por destituir a Miguel Zorita de sus funciones, a pesar de que el contrato con Duro finaliza en las próximas semanas. Por dicho contrato, según se ha podido saber en la redacción de Diario16, Duro Felguera ha pagado 500.000 euros por seis meses a Zorita, recogiéndose también en uno de los puntos contractuales del mismo una cláusula de premio a éxito por un importe de 400.000 euros más si al finalizar este acuerdo la compañía disfrutase de un plan de viabilidad a largo plazo manteniéndose desde ese momento todos los puestos de trabajo. Será muy decepcionante que trabajadores y trabajadoras, comités de empresa, sindicatos y Consejer@s independientes aceptasen como éxito sólo el relevo de Ángel del Valle como presidente del Consejo, sin más, dejando por detrás la responsabilidad auténtica de éxito como realmente ese tan anunciado plan de viabilidad a largo plazo de la compañía, nuevos contratos de trabajo y, con ello, la garantía de ocupación de todos los puestos de trabajo del Grupo empresarial.
Si el “éxito” de Miguel Zorita sólo fuese considerado por el hecho de haber trabajado en favor de sustituir al presidente, como en Diario16 creemos que va a ocurrir, consideramos poder disponer en su momento de sólidos argumentos para dejar ver claramente el porqué de la presencia de Zorita en Duro Ferguera. Dicha información podría ser considerada por los accionistas minoritarios, al menos, como un presunto acto delictivo contra Duro Felguera.