El Grupo CaixaBank ha obtenido en los tres primeros trimestres de 2017 un beneficio atribuido de 1.488 millones de euros (+53,4% respecto a septiembre de 2016). Se trata del mejor resultado en la historia del Grupo en este periodo y, también, su mayor beneficio trimestral, con 649 millones.
La evolución hasta septiembre está muy marcada por la consolidación por integración de los resultados de BPI desde febrero, que impacta en los principales epígrafes de la cuenta de resultados, y por la intensa actividad comercial de la entidad. Esto permite una elevada capacidad de generar ingresos: 6.491 millones de margen bruto. Su evolución interanual (+9,3%) refleja la incorporación de BPI y la mayor generación de ingresos básicos del negocio bancario que aumentan un 19,4% en el Grupo y un 10% en CaixaBank, y que permiten  compensar los menores resultados derivados de activos y pasivos financieros.
La rentabilidad de CaixaBank mejora desde diciembre 235 puntos básicos y se sitúa en el 8%, mientras que el ROTE recurrente alcanza el 10,5%, con un resultado de 1.490 millones en los nueve primeros meses.
Se mantiene el liderazgo en banca comercial en España, con una cuota de penetración del 26,7% y la primera posición en nóminas domiciliadas, con una cuota del 26,6%. En seguros, planes y fondos por recursos gestionados la cuota es del 21,8%.
También se mantiene el liderazgo en banca online, con 5,6 millones de clientes, y en banca móvil, con 4,1 millones. La tecnología y la digitalización apoyan el modelo de negocio de CaixaBank, con 29.500 SmartPCs desplegados y 42 millones de firmas digitales.
El margen de intereses aumenta un 15,2%: 3.550 millones
En el contexto actual de tipos de interés en mínimos, el margen de intereses alcanza los 3.550 millones de euros, con un incremento 15,2% respecto al mismo periodo de 2016, impactado por la incorporación del negocio de BPI, que aporta un 8,7% de crecimiento. En CaixaBank, el margen de intereses aumenta un 6,5%, esencialmente por la gestión de la actividad minorista, con una fuerte reducción del coste del ahorro a vencimiento, y la evolución negativa de los ingresos impactada por la reducción de la rentabilidad de la cartera crediticia y de la cartera de renta fija por la bajada de los tipos de interés de mercado.
Los ingresos por comisiones alcanzan los 1.867 millones de euros, con un incremento del 20,8%. En su evolución incide la aportación de BPI (+12,6%) y los ingresos derivados de la actividad comercial de CaixaBank que refleja una mayor transaccionalidad e ingresos asociados a operaciones de banca de inversión.
Los gastos de administración y amortización recurrentes se sitúan en los 3.343 millones (+11,5%) y reflejan la incorporación de BPI, aunque en perímetro homogéneo se mantienen estables. Los dos acuerdos de prejubilaciones suscritos en 2017 supondrán un ahorro anual de 104 millones. En 2017, se han registrado 109 millones de costes extraordinarios asociados a BPI.
Las ganancias/pérdidas por activos y pasivos financieros y otros se reducen hasta los 287 millones (-60%); y los ingresos de la cartera de participadas aumentan un 11,7%, hasta los 614 millones, reflejo, entre otros, por la buena evolución de sus resultados que permite absorber el impacto de la venta del 2% de la participación de BPI en BFA (-97 millones atribuidos) registrado en enero antes de la toma de control, y cambios de perímetro.
Liderazgo en productos de ahorro a largo plazo
La actividad comercial destaca por el fuerte crecimiento del negocio de seguros y gestión de activos. Los activos bajo gestión se sitúan en 86.860 millones de euros, con un aumento del 6,1% en el año.
Destaca el incremento del patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicavs, hasta los 60.331 millones de euros, así como la evolución positiva de los planes de pensiones hasta los 26.529 millones de euros.
CaixaBank mantiene el liderazgo en seguros, planes y fondos por recursos gestionados, con una cuota del 21,8%. Los recursos totales de clientes se sitúan en los 350.014 millones, con un aumento del 15,2% en 2017 tras la incorporación de BPI (+11,5%, 34.773 millones). En CaixaBank, los recursos de clientes se incrementan un 3,7% en 2017 (+11.346 millones), con una evolución trimestral positiva (+0,3%), en un trimestre habitualmente marcado por la reducción de los recursos gestionados.
La cartera crediticia bruta se reduce un -1,5% y la cartera sana un -1,1% en 2017. Por otro lado, destaca la evolución positiva del crédito a empresas ex promotor, con un incremento del 1,8% en el año, y del crédito al consumo, con un aumento del 18,9%.
La ratio de morosidad se sitúa en el 6,4%
La ratio de morosidad del Grupo CaixaBank se sitúa en el 6,4% muy por debajo de la media del sector, y la ratio de cobertura de la cartera dudosa mejora hasta el 50%.
Las dotaciones para insolvencias se sitúan en 658 millones, lo que supone un 5,5% en tasa interanual. El apartado de otras dotaciones a provisiones asciende a 800 millones e incluye el registro de 455 millones asociados a prejubilaciones y 154 millones de saneamiento en Sareb.
En relación con las cláusulas suelo, CaixaBank ha procedido al pago de la mitad de las aproximadamente 94.000 reclamaciones recibidas que entraban dentro del ámbito del procedimiento extrajudicial previsto en el Real Decreto Ley 1/2017. Estos pagos se han efectuado en los casos en que se ha considerado, tras revisión exhaustiva y rigurosa que dichas cláusulas suelo no se ajustaban a los criterios de transparencia establecidos por la  jurisprudencia. El importe satisfecho ha sido de 210 millones.
Refuerzo de la liquidez
Los activos líquidos totales se sitúan en 71.581 millones. Durante el ejercicio se ha reforzado la posición de liquidez del Grupo, con un Liquidity Coverage Ratio (LCR) del 213%, muy por encima del mínimo requerido del 80%.
Por otro lado, el Grupo CaixaBank alcanza una ratio Common Equity Tier 1 (CET1) fully loaded del 11,7% a 30 de septiembre, en línea con el rango fijado en el Plan Estratégico 2015-2018 (11%-12%), y casi 3 puntos porcentuales por encima de los requerimientos del supervisor del 8,75%. Tras la integración de BPI, la evolución de los nueve primeros meses ha sido de +50 puntos básicos debido a la generación de resultados y -16 puntos básicos, principalmente, por la evolución del mercado.
El capital total, en términos fully loaded, se sitúa en el 15,8%, por encima del objetivo fijado en el Plan Estratégico del 14,5%. Durante los nueve primeros meses del año, esta ratio se ha reforzado con la emisión de 1.000 millones de AT1 y por varias emisiones de deuda subordinada, por importe total de 2.150 millones, entre febrero y julio.
BPI aporta 180 millones al resultado del Grupo CaixaBank
En los resultados de BPI del tercer trimestre destaca:
• El margen bruto mejora un 10,2% por la evolución positiva del margen de intereses (+4,0%) y de las comisiones (+4,2%), así como otros ingresos y gastos de explotación.
• La ratio de morosidad de BPI se reduce hasta el 5,5% de acuerdo con los criterios de clasificación de dudosos del Grupo CaixaBank, con una ratio de cobertura del 81%.
• BPI ha reforzado su solvencia durante el año, al aumentar su Common Equity Tier 1 (CET1) fully loaded del 10,3% al 11,5% en estos nueve meses.