Estamos finalizando el verano y podemos afirmar que este periodo estival no ha sido demasiado bueno para el conjunto del mercado, en especial para el de renta variable.
El comportamiento del Ibex 35, por centrarnos en el mercado español, ha sido bastante decepcionante, ya que se esperaba más del principal selectivo español. Valores como Gamesa y Técnicas Reunidas han incurrido en numerosas pérdidas que han afectado al precio de cotización de los valores, a mi parecer mayores caídas de lo que se merecen.
Uno de los problemas añadidos al ya usual turbulento verano que hemos tenido en los últimos años, es con diferencia la buena rentabilidad obtenida desde enero. Si bien es verdad que en el periodo estival es bastante usual que se produzcan caídas en renta variable, de ahí, el dicho tan famoso de:  “ sell in may ang go away”.
Cuando nos presentamos en esta época del año siempre debemos hacer balance y ver si realmente el comienzo del  ejercicio ha sido bueno, porque suele ser un punto de inflexión para un cambio de tendencia perfecto, aprovechando el verano.
Tradicionalmente periodos fuertes de caídas durante el año han coincidido con veranos alcista del mercado y viceversa con lo que el gran dicho de “ sell in may and go away” no siempre se cumple, sino que debería ser válido prácticamente para años alcistas en el primer semestre del año, como este año en curso.
Finalizado prácticamente el periodo estival podemos sacar una conclusión importante, tras coincidir con la mayoría de los analistas, y es que todo el consenso está deseando el final del verano y el comienzo del otoño, siendo de nuevo otro punto de inflexión para revertir la tendencia de los tres últimos meses y encarar el final de año con mejores expectativas.
Daniel García es analista de XTB