Cuando leí la noticia sobre la oferta que hacía el Banco Santander a algunos accionistas del Banco Popular Español, sin darme cuenta, me vino a la mente ¿Porqué hace esta oferta sólo algunos y no a la totalidad de los afectados por esta incautación?
Pensando detenidamente observé que se referían a los accionistas que habían acudido a la ampliación de mayo de 2016. ¿Por qué este empeño en resaltar esta ampliación?
De alguna forma quieren echar la culpa de este desaguisado al Consejo de Administración que había en esa época. No y no, no estoy de acuerdo. El problema es posterior, viene desde el momento que pisó suelo español una persona que lo primero que dijo fue que “no tenía ni idea de banca comercial y que las acciones del banco estaban muy caras, que había que bajarlas”.  Buen comienzo. Estas palabras fueron repetidas continuamente por el Sr. Saracho y secundadas por algún medio “informativo” insistentemente.
Esta lectura me ha servido para hacer una reflexión sobre la Oferta que denominan como ACCION COMERCIAL DE FIDELIZACION. Hasta aquí no deja de ser un título de algo que se pretende hacer, pero que no refleja el verdadero objetivo de esta operación. Tal vez, y dadas las características anexas a la oferta, sobre todo en lo referente a no establecer demandas contra el Banco Santander en cualquiera de sus formas, supone una condición indispensable para conseguir esta “fidelización” y, de una manera implícita, valora al Banco Popular en una cantidad muy superior a los 4000 millones de euros.
Bajo mi punto de vista está dirigida hacia accionistas minoritarios, sobre todo los jubilados/pensionistas que tienen en muchos casos sus pequeños ahorros en lo que era hasta ahora el Banco más rentable y seguro de España, independientemente de que haya tenido un tropiezo con el ladrillo, por lo cual se había hecho un Plan de Viabilidad con el Visto Bueno del Banco de España, para su recuperación y que a la llegada del Sr. Saracho se estaba ejecutando sin dilación alguna.
Centrándonos en la Oferta motivo de mi reflexión, si al Banco de Santander, según ellos, les va a costar unos 962Millones de euros sobre un número de unos 120000 accionistas minoritarios —como ya he dicho la mayoría jubilados-pensionistas—, me pregunto: ¿cuántos de ellos se van a beneficiar de esta operación? Dada su edad avanzada, piensen que son jubilados/pensionistas, y haciendo un análisis actuarial, pocos se van a beneficiar de esta oferta. No piensen que soy perverso, que no lo soy “YO”.
Por otra parte, sobre la valoración de esta oferta, recordemos que cuando llego el Sr. Saracho, la cotización de la acción del Banco Popular estaba a 1,13 euros, es decir, a pesar de las múltiples y nefastas declaraciones de que si estaba cara la acción e insistiendo en que había que bajarla, secundadas estas declaraciones por algún medio informativo. Con la ayuda de los consejeros Antonio del Valle y Reyes Calderón y algún consejero más consiguieron que bajara y ya saben el resultado final. Este recordatorio era para insistir en que, a pesar de no tener ni idea el Sr. Saracho de Banca Comercial, había algo que era evidente: el valor de las acciones por CAPITALIZACION a 1,13 euros suponía un valor de más de 5.000 millones de euros, independientemente de la ignorancia del Sr. Saracho en Banca Comercial.
Además no hay que olvidar que no solo es la valoración de Capitalización, sino que hay otros valores como el Fondo de Comercio de un Banco que tiene cerca del 20% del negocio de PYMES, que tanto trabajo profesional de muchos años, ha costado a los dirigentes y empleados modélicos en su gestión para conseguir este envidiado objetivo.
Bajo mi punto de vista y habiendo dado el primer paso el Banco Santander, por lo cual hay que darle las gracias por su iniciativa, ya que él no es culpable de las incidencias que han hecho llegar a la situación actual que, sin lugar a dudas desde el acoso y derribo de las acciones en el periodo bajista y las operaciones a corto no detectadas por la CNMV,  la falta de liquidez propiciada por la retirada de fondos de cuentas Institucionales, que no sé por qué el Ayuntamiento de Madrid, el de Barcelona, la Comunidad Canaria, la Seguridad Social, etc. ni con qué información hicieron estas retiradas, cuando el Banco de España por boca de su Subgobernador, el Sr. Alonso, dijo que no se había agotado la liquidez disponible ¿Por qué? ¿Había intereses ocultos que necesitaban que el Banco Popular llegara a esta situación?
Por otra parte, no vamos conocer nunca el tristemente demandado informe Deloitte que, según el FROB y la JUR, es el que ha servido para tomar la decisión de la incautación del Banco Popular. ¿De esta forma va a funcionar este órgano tan importante de la Unión Europea? Esperemos que rectifiquen y actúen de una forma más transparente porque si no su existencia va a ser más que dudosa y poco duradera. Si Europa tiene gripe, con estos casos terminara con neumonía.
Ya para terminar esta pequeña reflexión diría que se podría salir de este impasse si hubiera buena voluntad, y después de este primer paso que ha dado el Banco Santander, que de alguna manera se siente OBLIGADO a dar, se me ocurren tres soluciones:
1. Retrotraer la decisión de la JUR y FROB y devolver el Banco a sus verdaderos dueños, a sus accionistas nombrando un verdadero Presidente que bien podría ser el elegido por el Banco Santander, D. Rodrigo Echenique, de sobrada solvencia y conocimiento de la banca comercial, o la persona que, a propuesta del Banco de España u otras autoridades, asistido por un nuevo Consejo donde estaría representado el Banco de España, Ministerio de Economía, CNMV, FROB y varios consejeros de confianza nombrados por los accionistas
2. Que los que han decidido esta incautación sin motivo, dado que no sabemos nada del informe DELOITTE, indemnicen a los afectados accionistas, el verdadero valor del Banco por capitalización a la llegada del Sr. Saracho: 1,13 euros por acción.
3. Banco Santander, que ha dado el primer paso y parece que con buena voluntad, sustituya las acciones del Banco Popular por acciones del Banco Santander, teniendo como base la cotización antes mencionada de 1,13 Euros acciones del Banco Popular al precio establecido de la última ampliación es decir a 4,85 euros por acción.
Con el deseo de que paséis unas felices vacaciones y que a la vuelta esté todo solucionado.