Los datos globales del paro registrado del mes de junio arrojan un descenso del desempleo de casi 100.000 personas (98.317). En frío, podría parecer un buen dato, pero no es así.

Esta cifra da el verdadero diagnóstico de nuestro mercado de trabajo: estacionalidad, temporalidad, precariedad y bajos salarios. Más del 60% de los empleos creados en el mes de junio son una consecuencia de la temporada turística porque se concentran en los sectores de hostelería y comercio. Estos puestos de trabajo se rescindirán en el mes de septiembre u octubre, dependiendo del tiempo y de los movimientos de turistas.

Por otro lado, esa tendencia a la estacionalidad lo vemos en los más de 50.000 profesores que han sido despedidos para que tanto las instituciones educativas públicas como las privadas no tengan que pagar las vacaciones estivales.

Los cuatro datos que retratan el paro

El dato que nos da la realidad de nuestro mercado laboral es, nuevamente, el de la contratación.

1- En primer lugar, se ha batido el récord de la serie histórica de número de contratos firmados en un mes, en concreto, 2.089.520. Más de dos millones que nos da una cifra que demuestra claramente cómo nuestro mercado de trabajo está basado en la precariedad: España necesita de 21 contratos para crear un puesto de trabajo neto. Una barbaridad.

2- En segundo lugar, sólo 166.462 de los contratos firmados es de carácter indefinido; es decir, un 92% de los empleos creados en el mes de junio es temporal.

3- En tercer lugar, un 46,2% de los contratos firmados pertenece a la categoría de «Eventual por circunstancias de la producción», el tipo que concentra los trabajos con una duración inferior a una semana.

4- En cuarto lugar, más de 750.000 contratos son a tiempo parcial.

Ha bajado el paro registrado, es cierto, ha subido la afiliación a la Seguridad Social, es cierto, pero ¿en qué condiciones? ¿Cuántos de esos nuevos afiliados son falsos autónomos? ¿Cuántos de esos 2 millones de contratos tienen un salario digno? Nuestro mercado laboral no está creando empleo, esa afirmación es falsa porque si es necesaria la firma de 21 contratos para crear un puesto de trabajo neto da una idea de cómo las empresas están contratando en base a la estacionalidad.

No son buenos datos, por más que el global pueda dar una falsa idea de que es así.