Son días delicados para la competencia empresarial. La semana pasada desde Bruselas llegó un mensaje muy claro para Google: el mercado debe permitir que todos compitan en igualdad de condiciones. En España ese hándicap lo juega Telefónica debido a su condición de operador dominante en diversos mercados. Por ello, el regulador ha decidido revisar sus test de replicabilidad de ofertas en el segmento empresarial.

Y es que no todo son promociones de fibra y mucha velocidad para los hogares, regados con fútbol y ‘Juego de Tronos’. En España hay un jugoso negocio para los operadores de telefonía al margen del mercado residencial. En concreto, según el INE, en España hay algo más de 1,2 millones de pymes.

Tema relacionado: Telefónica se juega “reputación” y “dinero” con Aura

Así, según cifras que maneja el CEO del operador especializado en empresas Voztelecom, Xavier Casajoana, el mercado potencial de estas empresas, las que necesitan recursos específicos de un operador, estaría en torno a las 500.000. Si tenemos en cuenta que estos servicios, al ser especializados, tienen facturas bastante altas, se trata de un negocio muy rentable.

Por eso, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) quiere que no haya ningún tipo de distorsión en este nicho y todos los actores puedan competir en igualdad de condiciones. Así, ha lanzado una consulta pública en la que propone la metodología para analizar si las ofertas empresariales de Telefónica pueden ser replicadas por otros operadores.

Es la primera vez que esta Comisión elabora una metodología para el análisis de las ofertas personalizadas empresariales, si bien en los últimos años ha analizado la replicabilidad económica de varias de ellas. En concreto, en los expedientes sobre  el Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Villena y la Universidad de Valladolid.

La importancia de vigilar a Telefónica

Según explica el regulador, este tipo de ofertas presenta una elevada casuística y complejidad técnica, por ello la metodología debe ser entendida como unos principios generales que guiarán su análisis: qué servicios mayoristas de referencia se emplearán, cómo se calcularán los costes de red propia y minoristas, etc.

En lo que respecta al test de replicabilidad en concreto, consiste en analizar si un hipotético operador eficiente especializado en empresas obtendría un retorno positivo al ofrecer una misma oferta personalizada que Telefónica presentase en el segmento empresarial, usando para ello los servicios mayoristas regulados disponibles orientados a este segmento empresarial (el servicio NEBA empresarial y/o el servicio de líneas alquiladas).

Así, las ofertas personalizadas empresariales comprenden los proyectos presentados por Telefónica con un importe superior a los 100.000 euros anuales (sin IVA) que incluyan, como mínimo, una oferta minorista asociada al ‘mercado 4’. No obstante, según explican desde el regulador, dadas las facultades de control que la CNMC tiene atribuidas, la Comisión está capacitada para analizar ofertas de menor cuantía, ya sea por denuncia o de oficio.

¿Y si no se puede replicar la oferta?

Movistar es el gran dominador en el mercado de empresas. Y pese a que algunos de los alternativos como Orange y MásMóvil también quieren presentar batalla en este segmento, los verdaderos outsiders son los operadores regionales. Por ello es importante que siempre que accedan de forma mayorista a los servicios de Telefónica puedan ofertar productos que le permitan competir.

¿Pero qué pasa si esto no sucede? En caso de acreditarse la irreplicabilidad de una oferta empresarial personalizada de Telefónica, tal y como consta en la propuesta pública, se propondrá la adopción de las medidas que resulten necesarias. Ello incluye la incoación de un procedimiento sancionador contra este operador por incumplimiento de la resolución de los mercados de banda ancha y/o un análisis sobre la revisión a la baja de los precios de NEBA empresarial sobre fibra al nivel que hubieran garantizado la replicabilidad de la oferta empresarial personalizada de Telefónica. Dada la complejidad y la elevada casuística de cada proyecto, este análisis se realizaría caso a caso.

Y es que este es uno de los aspectos complejos que presenta este mercado. Al contrario que las ofertas mayoristas en el ámbito residencial, aquí hay muchos aspectos en juego como las líneas de voz y datos, y otros productos tecnológicos de centralita, etc. Por lo tanto no siempre resulta sencillo.