La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tiene claro que pase lo que pase en su ciudad la culpa siempre podrá ser de Airbnb. Los problemas con la calidad del transporte urbano, o los relacionados con el acceso a la vivienda parecen ser temas menores.

De este modo, y a golpe de tuit, la responsable de la capital catalana ha advertido este lunes a Airbnb de que el Ayuntamiento le seguirá “poniendo multas hasta que cumplan la ley”.

“Airbnb está traspasando todos los límites legales”, ha sostenido en un apunte en Twitter recogido por Europa Press, y ha recordado que el consistorio ya le ha impuesto una multa de 600.000 euros, el máximo previsto por la ley.

La teniente de alcalde Janet Sanz ha explicado este mismo lunes que cerrarán este expediente sancionador esta semana -aunque la plataforma podrá recurrir-, y que le impondrán más si no cumple la legalidad.

El Ayuntamiento de Barcelona cerrará esta semana el expediente sancionador de 600.000 euros a Airbnb, que la empresa podrá recurrir, y le impondrá otra multa de la misma cantidad -la máxima que prevé la ley- si sigue publicitando pisos turísticos ilegales.