En el mundo del trading podemos encontrar multitud de sistemas operativos sobre diferentes alternativas de inversión, incluso en diferentes horizontes temporales.

A través de todo el contenido que podemos encontrar en internet, así como la gran generosidad de multitud de traders que comparten sus indicadores y estrategias vemos cómo disponemos de una gran sobreinformación en esta materia .

Esto en un principio puede parecer una ventaja, ya que cuanta más información de la que podamos disponer mucho mejor, y mejores decisiones podremos tomar para nuestras inversiones y operativas. Es cierto que es lo que puede parecer, pero también un exceso de información puede ser contraproducente, pues ralentiza mucho la velocidad del aprendizaje.

Aunque el margen de mejora es prácticamente infinito, es importante ir cogiendo una base en un principio, porque al fin y al cabo no vamos a empezar a avanzar hasta que desarrollemos una operativa de prueba y error.

La creación de un sistema de trading siempre ha generado controversias dentro de diferentes operadores, por la intensa búsqueda del “Santo Grial” que buscan los miles de nuevos traders , que entran en este mercado cada año.

Para la elaboración de un sistema de trading eficiente es importante tener en cuenta que hay que centrar todos los esfuerzos en cuatro módulos claramente diferenciados. En primer lugar es importante fijar la entrada; en segundo lugar la gestión de la operación; en tercer lugar la primera salida; y, por último, la gestión del cierre de la operación.

Pero sin duda, y a la principal conclusión a la que llego después de analizar estos cuatro módulos que componen un sistema de trading, es que lo más importante es la gestión del capital y la gestión del riesgo, pues por matemática pura es mucho más sencillo incrementar la rentabilidad afinando las entradas y utilizando diferentes fórmulas matemáticas para dicha operación, porque los números no mienten.

Daniel García, analista de XTB