La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) se ha sumado a la denuncia ante la Comisión Europea interpuesta por las principales asociaciones del sector en contra de la decisión de las aerolíneas del grupo IAG de cobrar suplementos en todas las reservas a través de los sistemas globales (GDS).

La CEAV considera en una nota difundida este miércoles que esta nueva política del grupo IAG es una “grave amenaza contra la transparencia de precios y la competitividad“.

Iberia o British Airways, compañías integradas en IAG, anunciaron a finales de mayo que cobrarán a partir del próximo 1 de noviembre un suplemento de 9,5 euros por componente tarifario en las reservas realizadas vía GDS, salvo que estos utilicen su nueva conexión NDC (New Distribution Capability).

En una carta conjunta dirigida a la comisaria europea de Transportes, Violeta Bulc, la CEAV se ha sumado al “malestar y gran preocupación por la creciente amenaza contra la transparencia, la competencia y la posibilidad de elección de los consumidores” a la hora de reservar sus billetes aéreos.

En este escrito, los firmantes solicitan el apoyo de Bulc para “defender los valores de una aviación abierta y competitiva tal y como se estableció en la década de 1990, con normas concretas sobre la transparencia de precios, neutralidad de los sistemas de distribución y de la información suministrada”.

La CEAV cree también que decisiones como las adoptadas por Lufhtansa hace un par de años y ahora por el grupo IAG “pueden suponer un retroceso de más de 25 años en el transporte aéreo de pasajeros“.

En la misiva dirigida a la comisaria de Transporte, la CEAV comenta que se insta a la Comisión Europea a que tome cuantas medidas sean necesarias en la aplicación de la legislación y normativa de la UE.