El porcentaje de usuarios españoles que utiliza Twitter como segunda pantalla mientras ve la televisión está aumentando: a día de hoy, un 89% de ellos lo hace de forma regular, frente al 70% que lo hacía en 2014, según muestra el último estudio de la compañía sobre ‘Twitter y TV’.

Estos usuarios son, además, como refiere la red social, los más activos desde el punto de vista de publicación de tuits y también son los espectadores de televisión más frecuentes.

Twitter también ha analizado las razones que motivan la experiencia de los usuarios, su psicología y estado de ánimo cuando utilizan Twitter como segunda pantalla delante de la televisión, estas giran en torno a tres ejes principales: emociones, exclusividad y participación.

El 78% de los usuarios asegura que Twitter “hace que los programas de TV sean más divertidos”, como recoge la red social en un comunicado. Los usuarios identifican dos tipos principales de conversación relacionados con programas de televisión: por una parte, el contenido humorístico y divertido, y por otro la información útil y seria. Ambos coexisten en el flujo de conversación de los programas de televisión.

Como explica la red de microblogging, tuitear mientras se ve la televisión está impulsado por los sentimientos, y la necesidad de compartir una emoción justo ahora.

Por otra parte, Twitter da acceso a “lo que no se ve” en un programa de TV (según un 73% de los usuarios) y es el mejor lugar para descubrir más sobre programas de televisión (para un 75%). El 60%, incluso, “adora” la conexión directa con las celebrities, reparto y presentadores en pantalla.

Respecto a la participación, el 33% de los usuarios busca en Twitter los ‘hashtags’ de un programa de televisión a diario. Para un programa, mostrar #hashtags en pantalla facilita la creación de comunidades efímeras o permanentes que se reúnen en Twitter para hablar sobre el programa, como apunta la compañía.

Asimismo, el 73% de los usuarios afirma que le encanta poder compartir y expresar sus opiniones sobre un programa de televisión. La diversidad de puntos de vista, según recoge el estudio de Twitter, añade valor para los usuarios y contribuye a enriquecer la experiencia de la televisión aumentada.

¿Y qué hace Twitter con todo esto?

A estas alturas nadie duda sobre la influencia social de Twitter. Pero las dudas sobre su negocio siguen estando presentes. De hecho, fue el propio jefe de la compañía el que a principio de año pidió tiempo. Jack Dorsey apeló a que la estrategia implantada en 2016 no dará resultados en el corto periodo de tiempo, por lo que pidió, también, paciencia a los inversores y todos aquellos que apuestan económicamente por Twitter.

Aunque su particular aviso a navegantes tiene que ver con la posición de Twitter en el espectro social y mediático. Dorsey asegura que, a falta de seguir creciendo, donde sí consiguen cada vez más relevancia es en la influencia y el impacto social. Y aquí nadie puede discutir la situación. La red social ha conseguido marcar la agenda política, mejor dicho, se marca a través de ellas. Los medios de comunicación han cambiado sus hábitos de trabajo, y lo hacen mirando al pajarito. La televisión ha construido una segunda pantalla para sus telespectadores a través del móvil y Twitter.

¿Cuánto tiempo le dará el mercado a @jack para monetizar esas influencia?