La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha prohibido a primera hora de este lunes de manera inmediata y durante el plazo de un mes las ventas en corto y especulativas sobre Liberbank, cuyas acciones se han visto afectadas en las últimas sesiones por una alta volatilidad sin que haya razones para ello.

En un comunicado remitido por el supervisor, explica que ha tomado esta decisión “tras valorar todas las circunstancias concurrentes” y en particular la relación de la evolución durante los últimos días de la cotización de Liberbank con la actuación de resolución decidida por la Junta Única de Resolución el 7 de junio de 2017 con respecto a Banco Popular.

La decisión se ha tomado al amparo de lo previsto en el artículo 20 del Reglamento 236/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de marzo de 2012, sobre las ventas en corto y determinados aspectos de las permutas de cobertura por impago del Reglamento 236/2012.

Las acciones de Liberbank cayeron un 17,58% en la sesión del pasado viernes tras la incertidumbre que ha desatado entre sus inversores la resolución del Popular y su posterior compra por parte de Santander al precio simbólico de un euro.

En concreto, los títulos de la entidad cerraron la sesión a 0,68 euros, su menor precio desde agosto de 2016, acumulando diez sesiones consecutivas en rojo en las que su valor se ha depreciado un 44%.

Desde que se hizo pública la resolución de Banco Popular el pasado miércoles, los títulos de Liberbank han caído un 38%, lo que implica que la capitalización bursátil de la entidad ha caído en 385 millones de euros en tan solo tres sesiones, hasta el entorno de los 600 millones de euros.