“La asociación empresarial más importante de la economía digital en España”. Con esta declaración de intenciones en forma de dardo envenenado ha comenzado su andadura DigitalEs, la nueva patronal de empresas del sector de las telecomunicaciones y la tecnología. Surge tras el cisma vivido en la que, hasta ahora, era supuestamente “la asociación empresarial más importante de la economía digital”, Ametic. A tenor de su primer comunicado público parece que la convivencia no será del todo plácida.

El punto de partida era formar un equipo de gobierno. Esta semana han quedado constituidas de forma definitiva las principales caras de DigitalEs. En Asamblea se ha ratificado el nombramiento de Alicia Richart, hasta ahora directora de Relaciones Institucionales de Cellnex, como directora general de la asociación, que estará presidida por Eduardo Serra, en representación de Everis.

¿Y por qué empiezan a la gresca ambas asociaciones? En primer lugar porque, entre otras funciones, ambas querrán ser la voz autorizada de las telecos y la economía digital para interceder con el Gobierno y el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. De hecho, DigitalEs lo ha dejado claro en su primer comunicado: “La asociación trabajará con las administraciones públicas y otras entidades, a través de su amplio conocimiento y experiencia, ofreciendo propuestas específicas para promover el desarrollo digital”. Es decir, ellos quieren asumir el compromiso de ser el lobby tecnológico. Algo que, hasta hace unos meses, era función de Ametic.

¿Ambas podrán hacerlo a la vez y de manera conjunta? Todo se verá una vez que las tensiones de los últimos meses se hayan resuelto. Pero el inicio ya se ha visto abrupto. Un mensaje en la página web de Ametic de cara a los posibles asociados lo deja también evidente: “Únete a los líderes de la economía digital”. Como sucede tras unas elecciones, todos ganan.

¿Podrán convivir DigitalEs y Ametic?

Lo tendrán que hacer. Parece que el cisma vivido a finales de 2016 no tiene vuelta atrás. La supuesta estampida, organizada por Telefónica, dejó el panorama muy despejado. No estaban a gusto con el formato de “una empresa, un voto” para la toma de decisiones. Por eso querían (y sentían) que las empresas de telecomunicaciones precisaban tener más voz y una representación propia.

Así, la propia Telefónica, Orange, Vodafone, MásMóvil, Euskaltel y Cellnex cogieron el petate. Pero el problema para Ametic es que se han sumado sus proveedores, algunos tan importantes como Ericsson, ZTE, Cisco, Nokia… y para rematar la faena, grandes tecnológicas como HP o IBM.

Esto ha provocado una extraña situación. Hace unos meses, en un encuentro con la prensa, el nuevo presidente de Ametic, Pedro Mier, dejó claro que ellos siguen siendo representantes del sector de las telecos. Manifestaba que todavía quedan algunos operadores (caso de Aire Network), y que por ejemplo empresas como Huawei tenían un fuerte componente de telecomunicaciones y que, por lo tanto, seguían sintiéndose legítimos representantes de los intereses de ese sector. De hecho, así lo hacen constar en su web, con Amalia Pelgrín al frente de esa división.

Pero la pregunta sigue en el aire: ¿quién hablará con el ministro Nadal los asuntos del despliegue de fibra en las zonas de difícil acceso? ¿Cómo se negociarán las ayudas públicas? ¿Cómo se abordará la llegada del 5G si hay algún conflicto de intereses? En definitiva, ¿podrán convivir siendo ambos el “mejor representante de la economía digital”?

¿En qué posición queda Ametic?

El golpe de efecto parece claro. Telefónica quería voz, y la ha conseguido junto al sector en pleno. Y ahora viene el baile de espolones. DigitalES asegura que “estas compañías generan miles de empleos, aportan un elevado peso al PIB y son fundamentales para mejorar la productividad y la competitividad de España”.

Mientras, Ametic sigue presumiendo de los asociados que han quedado bajo su regazo. Facebook, Huawei, Google, Samsung, Panasonic, Kyocera… y curiosamente Mobile World Capital, que fue la entidad creada para dar recorrido a la tradicional feria de móviles de Barcelona. Además, ya tiene listo su tradicional ‘Encuentro de Economía Digital y Telecos’ celebrado en Santander, al cual -supuestamente- han invitado a algunos asociados de DigitalEs, entre ellos las tres grandes telco.

Y es que el presidente de Ametic sí ha llegado con un talante bastante negociador. Aunque, como en todo este viaje, también ha manifestado con pequeñas puyas que algunos asociados de DigitalEs volverán a su patronal. Algo que, por su parte, también ha hecho público la asociación de Eduardo Serra al asegurar que habrá nuevas incorporaciones de empresas en breve.

Si es beneficioso o no para la sociedad española que haya dos patronales de empresas que representen los mismos intereses está por ver. De momento solo conocemos que ambas son las mejores.