Las compañías del sector fintech han dado un paso de gigante de cara a reducir la dependencia de la economía en la financiación bancaria, permitiendo no solo elegir a los consumidores entre una mayor oferta de productos y servicios financieros, sino también dando la posibilidad de acceder a financiación a personas que quedaban fuera del circuito financiero o que, a pesar de estar dentro del mismo, no podían acceder a financiación.

La revolución del ‘scoring’ en los minicréditos online

Para entender el éxito de la financiación online (online lending) debemos analizar primero la “gestión del riesgo” y las diferencias en dicha gestión entre las entidades bancarias tradicionales y las páginas web de financiación online como MoneyMan.

Los bancos tradicionales se han caracterizado por dejar fuera del circuito financiero a un porcentaje importante de la población, que conocemos como “underbanked” y por dejar fuera del acceso a financiación estando dentro del circuito financiero a otro segmento destacable de la población, que conocemos como “underserved”.

Esos dos grandes segmentos han permitido a las empresas de mini créditos online encontrar un nicho de mercado con consumidores con necesidades de financiación no cubiertas (clientes potenciales).

A menudo, tenemos la idea de que las personas que no obtienen un crédito bancario, no tienen una buena calificación crediticia, pero ese razonamiento es cierto “a medias”, puesto que el análisis de scoring de la mayoría de entidades bancarias es muy limitado y se ve ralentizado por la estructura burocrática de los bancos.

En lugar de analizar una serie de datos “superficiales”, las empresas de mini créditos online, pueden analizar miles de variables en tan solo un minuto gracias a los algoritmos que han diseñado.

Es lo que conocemos como “rich data” (el big data ya es historia). El “rich data” o datos enriquecidos, consiste en obtener información del cliente de diferentes fuentes (banca online, redes sociales, si está o no en listas de morosidad…) para poder optimizar el análisis de su situación crediticia.

Según una afirmación del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi:

“Las fintech pueden, por ejemplo, facilitar el ajuste de los modelos de negocio de los bancos, el recorte de costes y la explotación de nuevas oportunidades de negocio. Las compañías fintech pueden también complementar la capacidad de préstamo de los bancos, actuando como un canal adicional para acceder al crédito, como por ejemplo las plataformas de préstamos entre usuarios”

Las 3 grandes modalidades de financiación online

Dentro del sector FinTech y concretamente la financiación online a particulares, encontramos tres grandes grupos o modalidades de financiación, estas son:

Crowdlending

Esta modalidad consiste en la financiación a empresas o particulares por parte de un amplio grupo de inversores que perciben a cambio una rentabilidad por el dinero prestado.

A diferencia del crowdfunding, en el que no siempre se obtiene una rentabilidad como contrapartida por el desembolso realizado para financiar un proyecto determinado.

– Prestámos P2P (peer to peer)

Basados en la financiación de particulares a otros particulares en muchos casos sin intermediarios financieros (los bancos tradicionales no participan de manera directa en esta forma de financiación). Es posible encontrar en algunos casos plataformas que hacen posible que el intercambio de dinero entre prestamista particular y prestatario particular se produzca a cambio de una comisión por cada operación.

– Mini créditos + Préstamos a plazos

Una de las formas de financiación que más popularidad está ganando debido a su rapidez y comodidad es la de los minicréditos.

Los nuevos clientes pueden pedir hasta 300€ a devolver en un plazo de 30 días y pueden solicitar importes más elevados cuando son antiguos clientes.

Las modalidades de financiación mencionadas anteriormente han permitido acceder a financiación a miles de personas que quedaban fuera del circuito financiero.

De “disrupción silenciosa” a revolución mencionada por el propio presidente del BCE, esta ha sido la evolución de las FinTech, que todavía no han dicho su palabra y prometen cambiar las “reglas del juego” en el mercado financiero internacional.

Imagen | ‘pexels.com