En las últimas semanas han aparecido datos que ponían en duda la rentabilidad de ser youtuber. Al parecer no se gana tanto dinero como se pensaba. Por lo tanto, será una preocupación para quienes pensaban vivir de colgar videos en internet. Pero al menos la única. El operador de telecomunicaciones de origen sueco Adamo quiere que no haya una sola persona que no pueda hacer sus pinitos en Youtube a la máxima velocidad.

Y cuando hablamos de máxima velocidad, nos referimos a banda ancha ultrarrápida de fibra con una velocidad de 1 Gb/s y hasta 300 Mb/s de subida. El culpable de esto es Adamo. Se trata de un operador que cuenta actualmente con alrededor de 140.000 unidades inmobiliarias pasadas por fibra en España, que se sitúan en zonas urbanas densas y de nueva construcción y zonas rurales de Cataluña, Madrid, Sevilla y Valencia, en las que ofrece fibra de hasta 1.000 Mb/s por 35 euros al mes. Además cuanto con una oferta convergente con servicios de telefonía móvil gracias a un acuerdo con MásMóvil.

¿Por qué Cantabria? ¿Y por qué Adamo? El objetivo del operador, cuyo control está en manos del fondo sueco EQT, es -junto al socio local Ibiocom y la compañía eléctrica Viesgo- establecerse como una referencia en todas las zonas de difícil acceso, rurales y demás lugares donde las grandes compañías no entran con tanta fuerza. Y, justamente, ahí es donde quieren establecer su nicho de negocio.

Para ello, al margen del pequeño despliegue que tenían por España, ven en Cantabria el lugar ideal, principalmente porque reúne esos requisitos: los grandes operadores solo están en las localidades más pobladas y hay zonas donde nadie ha invertido. Y ellos lo harán en todos lo municipios.

El despliegue en la región, que arrancará el próximo lunes, supondrá una inversión de 40 millones de euros, que Adamo asumirá con recursos propios, y creará 300 puestos de trabajo directos y 600 indirectos, mientras que la previsión es lograr los primeros clientes activos después del verano.

¿Puede ser grande el negocio de Adamo?

Justo esta semana entraba en el Congreso de los Diputados el debate sobre la universalidad de la banda ancha por encima de los 30 Mb/s. Una velocidad que se estima necesaria sobre todo para el desarrollo de empresas. Y ese es el filón que Adamo quiere explotar.

Durante la presentación en Santander

El anuncio, llevado a cabo junto al Gobierno cántabro, es extensible al resto de España. En concreto ya tiene en marcha un despliegue que se desarrollará en los próximos 2-3 años, para llevar a su fibra a otros 200.000 hogares en Cataluña, Madrid, Asturias y Valencia, las zonas en las que ya está presente, aunque en este caso se trata de localidades y no regiones completas, ha precisado el fundador y consejero delegado de Adamo, Frerdrik Gillstrom.

Y el objetivo sería tener 1 millón de hogares pasados por fibra dentro de unos pocos años. Entre otros lugares, por ejemplo, fuentes del operador han precisado a SABEMOS que Extremadura es una de las regiones en la ya están proyectando planes para introducir su negocio, que además de la gestión propia, también quieren ser un operador neutro: es decir, que otras compañías puedan alquilar sus redes para dar servicios.

Sí, ser ‘youtuber’ es el termómetro

Adamo será un operador comercial residencial, pero también estará muy enfocado al nicho empresarial. Pero esto no resta importancia para la base de su negocio: intentar llegar a donde los demás no lleguen con la mayor velocidad.

Hace unos meses en SABEMOS pusimos sobre el mapa a Villanueva del Campo, un pueblo de Zamora donde ser youtuber era una misión imposible. Y precisamente eso es lo que Adamo y el dinero del fondo EQT han venido a solventar.

Es cierto que los grandes operadores, Movistar, Vodafone y Orange están invirtiendo grandes cantidades de dinero para cablear de fibra toda España. Pero es complejo. Primero porque no es su única rama de negocio; y segundo, porque no siempre es rentable. Por eso, que haya operadores como Adamo, dispuestos a invertir hasta 40 millones, como es el caso de Cantabria, genera un espaldarazo para que muchos pueda aspirar a ser youtubers. O lo que cada uno quiera hacer con su giga de velocidad.