Barceló Hotel Group (BHG) dentro de su estrategia multimarca ha apostado por ofrecer servicios específicos para cada cliente según sus necesidades, y tras invertir más de 97 millones de euros en la reforma de 12 de sus hoteles en Latinoamérica ahora se centra en ofrecer exclusividad.

La división hotelera del Grupo Barceló cuenta actualmente con más de 230 hoteles en 21 países, y más de 50.000 habitaciones, comercializados bajo cuatro marcas: Royal Hideaway Luxury Hotels & Resorts, Barceló Hotels & Resorts Occidental Hotels y Allegro.

Además, el Grupo mallorquín ha llegado recientemente a un acuerdo con AR Global y ha adquirido el 60% del capital de la gestora norteamericana Crestline, que unido al 40% que ya tenía, le ha supuesto la totalidad del capital social de dicha gestora.

Según la responsable de Marketing y Publicidad de BHG en México, Ana Luisa Chávez, Barceló quiere a través de sus cuatro marcas ofrecer una “imagen distinta” y “complacer al cliente”. Chávez ha explicado que cada marca de Barceló va dirigida a un cliente distinto, que busca unas características bien definidas para su tiempo de ocio. Las cuatro marcas de hoteles están “muy orientadas hacia las experiencias que se van a transmitir al cliente”.

En este sentido, ha señalado que mientras Allegro va dirigida a familias y a un público joven, con una buena relación calidad-precio, Occidental pretende “despertar la ilusión por vivir la experiencia”, apostando principalmente por un destino. Ejemplo de ello es, el Occidental At Xcaret, un hotel que está directamente conectado con el Parque arqueológico Xcaret en Playa del Carmen.

En relación a la marca Barceló, la responsable de Marketing en México ha dicho que los hoteles que se encuentran bajo esta enseña están situados en las mejores ubicaciones, como es el caso del Barceló Maya Grand Resort que ocupa las playas de Riviera Maya.