El 51% de empresarios europeos cree que la eurozona se hundirá o se desmantelará en los próximos años, según una encuesta realizada por Mckinsey Global Institute entre directivos de España, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Reino Unido.

Asimismo, tras la decisión de los británicos de abandonar la Unión Europea (UE) uno de cada tres empresarios aseguró que su compañía se vería perjudicada si otro país tomara ejemplo de Reino Unido y decidiera salir del grupo comunitario, según recoge Efe.

No obstante, hasta el 85% de las compañías consultadas por Mckinsey Global Institute considera que la UE permanecerá intacta y algo menos de la mitad anticipa que el ‘statu quo’ se conservará, o que habrá una mayor integración.

Concretamente en España, el 26% de los directivos encuestados indicaron que las instituciones comunitarias son muy eficaces en la formulación y gestión de políticas. De hecho, hasta el 40% aseguró que son más eficaces que las autoridades nacionales.

A este respecto, el socio en McKinsey & Company Juan Antonio Bahillo indicó que “las firmas españolas apuestan más por Europa” y añadió que “debe ser objetivo de todos aunar fuerzas y lograr que los países integrantes de la UE remen en la misma dirección para fortalecer el desarrollo y crecimiento”.

De la encuesta también se desprenden las divergencias existentes entre la opinión de las empresas de gran tamaño frente a las pymes. Más de la mitad de las compañías cree que la UE ha tenido un impacto positivo en sus negocios, siendo las de mayor éxito y tamaño las que se muestran más cercanas a esta posición.