Era muy raro que una aerolínea como Ryanair, que está en todos los ‘fregaos’, descartase entrar en el mercado low cost de largo radio. Aunque no lo hace operando directamente los vuelos, sí trata de entrar en este con un acuerdo con Air Europa en el que ambas ganan.

A Ryanair no le interesaba operar vuelos de largo recorrido a precios low cost. No es su negocio. Genera mayores ingresos con vuelos de corto radio desde aeropuertos secundarios. Pero, tampoco podía quedarse fuera. Hay un mercado muy grande y muy goloso que solo unas cuantas iban a repartirse.

Norwegian y Level -la low cost de largo radio de IAG- inicia vuelos desde el aeropuerto de El Prat en junio. Air France prepara su desembarco en el mercado, aunque aún se desconocen los detalles. Y Lufthansa, con Eurowings, ya opera este tipo de vuelos. Eso sí, fuera de España.

Así, Ryanair se ha aliado con Air Europa para vender los vuelos del buque insignia del Grupo Globalia. Lo hará desde su web, desde donde se podrán reservar hasta 20 rutas desde Madrid a 16 países de América del Norte, Central y del Sur. Algunos de los destinos son Argentina, Brasil, Cuba, México y Estados Unidos.

“Ryanair opera más de 50 rutas de corto recorrido hacia / desde Madrid y ahora nuestros clientes pueden reservar vuelos en las rutas de larga distancia de Air Europa a destinos como Buenos Aires, La Habana y Nueva York”, explicó el CEO de Ryanair, Michael O’Leary, durante la presentación de la alianza.

¿Quién gana en esta alianza?

No obstante, la compañía no descarta otras asociaciones para sumar nuevos destinos de largo radio. Por ello, afirma que está en conversaciones con otras compañías aéreas. El negocio no parece complicado. Pues Ryanair gana por un lado, no quedándose fuera de la tarta del low cost de largo recorrido. Y por otro, otras compañías, consiguen llenar sus aviones en vuelos con no siempre van llenos.

El objetivo es conseguir en tres años alcanzar la cuota de mercado que tiene Iberia en Madrid (entre el 40% y el 45%). Todo ello frente al 15% que tiene cada una de las compañías de la alianza actualmente en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Desde luego, Ryanair sigue innovando y rompiendo el sector aéreo con nuvas ideas. Hace una semana anunció sus primeros vuelos de conexión a través del aeropuerto de Roma-Fiumicino. Así, ofrece nuevas rutas y, por primera vez, la posibilidad de reservar y conectar directamente con otros vuelos de la propia red de la aerolínea de bajo coste irlandesa. El modelo low cost se caracterizaba por operar solo vuelos de punto a punto y no en red.