Como le sucede a los animales que llevan la concha a cuestas, y cuando se hacen mayores deben buscar otra más grande, MásMóvil hará lo propio. En concreto, el cuarto operador de telefonía entiende que es el momento óptimo para dejar atrás del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), y dar el salto al Mercado Continuo.

Tras las compras de Pepephone, Yoigo y Llamaya, no queda otra opción. El operador amarillo dará así un paso más en su carrera por consolidarse como una compañía alternativa a las tres grandes en el sector de las telecomunicaciones.

De este modo, MásMóvil ha remitido un Hecho Relevante en el cual convoca una Junta General Ordinaria de Accionistas para el próximo 22 de junio.

En el orden del día destaca el punto cinco, donde explican cómo será el proceso para este cambio. En concreto, pedirán la solicitud de exclusión de negociación de la totalidad de las acciones representativas del capital social de la sociedad en el MAB; y, como consecuencia, elevarán la consulta a sus accionistas para la solicitud de admisión a negociación de las acciones así excluidas en las Bolsas de Valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia a través del Sistema de Interconexión Bursátil.

Asimismo, los otros puntos del día en dicha Junta están enfocado a cambiar ciertos aspectos de los estatutos de la compañía para adaptarse al nuevo entorno cotizado. Sobre todo en lo que se refiere al gobierno corporativo y la nueva forma de operar.

El salto se produce cuando MásMóvil, tras un fuerte acelerón en el MAB durante los últimos meses había sobrepasado los 1.100 millones de euros de capitalización bursátil. De este modo, y tras una larga espera debida a las compras realizadas, el operador amarillo dará un gran paso, no siendo menos importante el dejar atrás un mercado que siempre ha estado rodeado de polémica.