El sector del automóvil es cada vez más móvil y menos auto. Por eso, las tradicionales compañías de coches deben preocuparse por el futuro. Un lugar que no espera a nadie y donde la conectividad y la autonomía del transporte empiezan a ser una realidad. De ahí que Ford haya anunciado el nombramiento de un nuevo consejero delegado, Jim Hackett.

En concreto, Hackett fue presentado este lunes como el nuevo consejero delegado de Ford por Bill Ford, bisnieto del fundador de la compañía y presidente del consejo de administración, durante una rueda de prensa en Detroit recogida por Efe. De esta forma, Hackett sustituye de forma inesperada en el puesto a Mark Fields tras sólo tres años al frente del fabricante.

Durante la rueda de prensa, Bill Ford alabó a Fields pero también dejó claro que la gestión del ex consejero delegado, quien sucedió en el puesto a Alan Mulally, un ejecutivo que es considerado como el salvador del fabricante de automóviles tras la gran crisis de 2008, no mantuvo la transformación de la empresa.

“Le estoy muy agradecido a Mark”, declaró Ford tras enumerar los logros del consejero delegado saliente como “la rentabilidad récord, los sólidos resultados” que han permitido que Ford se encuentre en estos momentos en “una gran posición financiera”. Pero tras las críticas que ha recibido Fields en las últimas semanas, tanto por parte de accionistas como de miembros del consejo de administración, por el declive del valor de las acciones de la compañía desde que se hizo cargo de la compañía en 2014, Bill Ford decidió que el fabricante necesita un cambio de dirección.

“Necesitamos recargar nuestra empresa, incluido afinar la ejecución. Necesitamos modernizar nuestra compañía. Y necesitamos seguir desarrollando e inventando nuevos negocios”, explicó Bill Ford. “Y estoy completamente seguro de que Jim puede hacerlo”, continuó.

Posteriormente, Bill Ford comparó a Hackett con Alan Mulally, a pesar de que él mismo reconoció que se había comprometido a no hacerlo. “Jim es un agente de cambio cultural. Me prometí a mi mismo que no compararía a Jim con Alan porque no es lo adecuado, porque son dos líderes diferentes para dos momentos muy diferentes. Pero Alan realmente conquistó los corazones y mentes de nuestros empleados y les hizo sentir que íbamos a ganar y divertirnos”, dijo Ford.

Ford necesita futuro

En respuesta a las críticas vertidas contra Fields y su incapacidad para trasladar a los inversores los buenos resultados financieros de la compañía, Bill Ford también declaró que la empresa necesita “tener un visión más clara del futuro” para tomar “decisiones con gran rapidez”. “Y estaremos comunicando con la calle estándares por los que se nos puede juzgar”, añadió.

Al presentar a Hackett, Bill Ford dijo que es “el líder transformador” que la empresa necesita en estos momentos.

Hackett, de 62 años, “tiene un largo historial de innovación y éxito empresarial como consejero delegado de Steelcase (el mayor productor de mobiliario de oficia del mundo), director de atletismo de la Universidad de Michigan y presidente ejecutivo de Ford Smart Mobility”.

Pero más allá de los datos biográficos, Bill Ford reveló varios detalles sobre Hackett para explicar mejor su decisión de nombrarlo consejero delegado de la compañía. Ford dijo que Hackett tiene un “pensamiento visionario” parecido al suyo: “Pensamos de forma muy parecida”, declaró.