El Hotel Intur de Alcázar de San Juan acogió el lunes, 22 de mayo, el segundo encuentro de la Red de Ciudades Educadoras de la que la localidad forma parte como coordinadora de 19 ciudades españolas -junto con Málaga y Sevilla- para la elaboración de un Plan de Prevención del Absentismo y Abandono Escolar.

En la presentación estuvieron presentes la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor y el concejal de Educación, Mariano Cuartero; junto al Consejero del área, Ángel Felpeto, que también participó en las ponencias.

El inicio de los trabajos para la elaboración del Plan comenzó el pasado año y se estima que se finalicen a finales del presente. Alcázar de San Juan –junto con Málaga y Sevilla- coordina a 19 ciudades más en esta área de trabajo dentro de la Red de Ciudades Educadoras.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, destacó en la presentación de la jornada la importancia que tiene la pertenencia de la ciudad a esta red y el papel relevante que juega dentro de ella, como coordinadora del proyecto para la elaboración de un Plan preventivo contra el absentismo. Explicó que esta segunda reunión sirve para poner en común experiencias muy diferentes y exponer el modelo que aplica Alcázar de San Juan desde hace unos años y que está dando resultados. “El absentismo escolar en nuestra ciudad es muy bajo, en torno al 5%, gracias al programa que se lleva aplicando desde hace años en el que se trabaja con el alumnado, las familias y los centros escolares, en perfecta coordinación con Servicios Sociales y el área de Educación del Ayuntamiento. Un programa desde el que se trabaja para evitar que los jóvenes dejen de ir a clase e incluso reconducirlos y normalizar su situación en caso de expulsión. Vamos a poner sobre la mesa nuestra experiencia y a aprender del resto de ciudades”.

De la reunión de Alcázar se espera que se establezcan las estrategias a seguir y la propuesta de acciones necesarias para implementar el Plan; para cuya consecución se está trabajando con tres grupos: profesorado, menores y familia.

Ángel Felpeto, Consejero de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, quiso estar presente en la jornada y aportar la experiencia regional en lo relativo al protocolo de absentismo y prevención del abandono escolar. En la presentación del encuentro aseguró que el Gobierno castellano-manchego “cree en el concepto de ciudad educadora desde que el 1 de enero del año 2000 recibimos las transferencias educativas”. Igualmente señaló que para luchar contra el absentismo escolar se debe hacer desde todos los frentes, implicando a todos los agentes educativos: familia, centros, poderes públicos y la sociedad en su conjunto.

“El absentismo en Castilla La Mancha no es preocupante, porque se está trabajando bien desde la autonomía de cada centro. Lo que realmente nos preocupa es el abandono escolar una vez finalizada la Educación Secundaria Obligatoria. No debemos permitir que nuestros jóvenes se marchen sin un título mínimo de FP o Bachillerato, formación mínima para su inserción en el mundo laboral”, apuntó el Consejero insistiendo que este objetivo es “un trabajo de todos”.