Después de varios años donde las telecos han tenido unos resultados muy ajustados, debido en parte a los procesos de inversión y consolidación, ahora vuelven a la senda del crecimiento de manera continuada. Es el caso de Vodafone España, que los ingresos en el último año alcanzaron los 4.973 millones de euros, un 5,3% más que hace doce meses.

Sobre estos datos hay que tener en cuenta que el crecimiento en términos comparables excluye el efecto de la financiación terminales. Sin excluir este efecto, el crecimiento de los ingresos por servicio habría sido del 0,9% en el año fiscal y 1,3% en el último trimestre. De este modo, desde el 1 de abril de 2016 al 31 de marzo de 2017, Vodafone obtuvo unos ingresos por servicio que ascendieron a 4.507 millones de euros, lo que supone -en términos comparables, eliminando el efecto de la financiación de terminales- un 4% más que el anterior año fiscal.

Gran parte de la culpa para este aumento se debe al buen trabajo que ha desarrollado la filial británica en el segmento de la fibra. En concreto, el número de clientes aumentó en 109.000 en los tres últimos meses del año fiscal para cerrar el ejercicio con más de 2,3 millones. En el conjunto del año, la base de clientes de fibra subió en 317.000, un 16% más que un año antes.

El rápido incremento en el número de clientes, según ha informado la compañía en un comunicado, viene alentado por la amplia cobertura de la red de fibra. A 31 de marzo de 2017, el número de unidades inmobiliarias disponibles con fibra superaba los 18 millones (incluyendo su acuerdo con Telefónica), de las que más de 10 millones estaban pasadas con fibra de Vodafone o estaban incluidas en despliegues compartidos.

Además, el pasado mes de enero, Vodafone España anunció la actualización de su red HFC, que incluye un cambio de arquitectura y el despliegue de Docsis 3.1, lo que permitirá ofrecer a los Clientes velocidades simétricas superiores a 1 Gbps. Por otro lado, el número total de clientes de banda ancha fija superó los 3,2 millones, lo que supone un incremento de 209.000 en los últimos doce meses.

Por lo que respecta a su oferta de televisión, la cartera de clientes de Vodafone TV aumentó en 30.000 en los últimos tres meses, lo que eleva el incremento anual a 245.000. A 31 de marzo de 2017, el número de clientes de Vodafone TV superó los 1,3 millones, un 23% más que un año antes.

Estos números, según explica la compañía, son el resultado de la continua apuesta de Vodafone por ofrecer “los mejores contenidos y las mejores funcionalidades del mercado”. A la oferta ya existente de más de 120 canales lineales y más de 20.000 contenidos bajo demanda con HBO España, Netflix y Videoclub, se ha sumado recientemente la inclusión de las mejores competiciones de motor (Moto 2, Moto 3, Moto GP y Formula 1) y todo el fútbol en el nuevo paquete “Vodafone Sport”.