La compañía italiana Alitalia sigue buscando una alternativa a su maltrecha situación. Tras el préstamo del Gobierno de 600 millones de euros, tres comisarios prevén tener listo un plan industrial que salve a la compañía.

Y además ya tienen fecha: julio. Para ese mes esperan tener un plan industrial viable para la aerolínea italiana. Además, podrían estudiar las ofertas vinculantes de compra para el próximo mes de octubre.

Se especuló con la entrada en el capital de algún otro grupo aéreo, como Lufthansa o IAG. Pero todo quedó en simples rumores desmentidos. El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, descartó cualquier interés del grupo por la compañía italiana.

De todas formas, los tres comisarios han asegurado la continuidad operativa de la compañía durante todo el proceso. También han garantizado que la programación de vuelos no se verá afectados por el momento y continuará con el calendario previsto anteriormente.

El Gobierno de Roma descarta la nacionalización de Alitalia y prioriza la venta de la compañía para evitar el cierre de la que fuera la aerolínea de bandera italiana, declarada en quiebra y bajo administración extraordinaria, tras la concesión de un préstamo de 600 millones de euros para garantizar sus operaciones.

Hay que recordar que Etihad puso como condición indispensable para una inyección de 560 millones de euros una reducción de personal en Alitalia de entre 2.500 y 3.000 efectivos, aunque tras meses de negociaciones se acordó reducir la cifra hasta un total de 1.635 despidos.

Así, la aerolínea aprobó en marzo un nuevo plan de negocio 2017-2021. Este incluye medidas para reducir en 1.000 millones de euros para salvar a la compañía. Pero los trabajadores mostraron su rechazo. A partir de ahí, la compañía tuvo que solicitar una administración extraordinaria.

En definitiva, la aerolínea ha conseguido salvar los trastos de momento. Pero en julio tendrá que poner en marcha un plan definitivo.