El turismo español sigue de moda. Y si, llegado el momento, tuviera algún tipo de bajón, para eso el Gobierno abrirá la manguera de las alabanzas y todo irá sobre ruedas. Eso es lo que ha hecho este martes el ministro del ramo, dejando bien claro que todo va viento en popa.

En concreto, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha asegurado que el turismo en España, que batió récord en 2016 y goza de unas cifras “excelentes” en el primer trimestre, está “muy lejos de estar agotado” y tiene todavía “mucho que ofrecer” en zonas menos desarrolladas.

“España tiene todavía mucho que ofrecer con una capacidad de crecimiento que supera los dos dígitos en lugares donde está menos desarrollado”, ha defendido Nadal en declaraciones recogidas por Europa Press durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta.

Asimismo, Nadal recordó que España logró coronarse por segundo año consecutivo como el país más competitivo del mundo, según el informe del ‘Índice de Competitividad de Viajes y Turismo 2017’ del Foro Económico Mundial, por delante de Francia y Alemania.

Más de 75,6 millones de turistas internacionales visitaron España en 2016, un 10,3% más, con un gasto realizado de 77.000 millones de euros, con un aumento del 8,3%, un volumen que consolidó a nuestro país como el tercer destino turístico mundial, “no solo en cantidad sino en calidad”.

En los tres primeros meses del año, casi 13 millones de turistas extranjeros llegaron a España un 9,3% más, con un gasto de 13.655 millones de euros, una mejora del 13,2%. Nadal resaltó que el incremento de las llegadas supera al de gasto realizado, un indicador de la mejora en calidad.

No hay miedo al ‘Brexit’, ni ayudas geopolíticas

Además, destacó que pese a la “tensión” que genera el ‘Brexit’ los datos muestran que España sigue siendo “un destino atractivo” para los turistas británicos -unos 18 millones al año-. De enero a marzo, los visitantes procedentes de Reino Unido aumentaron un 11% y gastaron un 17% más.

El ministro destacó ello ha sido posible gracias al esfuerzo no solo de la política turística, desarrollada por el Gobierno y las comunidades autónomas, sino por el propio sector, que en España cuenta con “grandes profesionales” que saben “dar a la demanda lo que necesita”.

Nadal reiteró una vez más que aunque España ha podido beneficiarse de la situación geopolítica que viven otros destinos en llegadas, mantener esos niveles no es cuestión solo de suerte. “La suerte es buena tenerla pero hay que ofrecer buenos productos”, recordó.

Como ejemplo, destacó el incremento registrado tanto en llegadas de visitantes como en gasto en la Comunidad de Madrid, con aumentos del 27% y del 22% respectivamente en el primer trimestre.