La agencia de calificación Standard and Poor’s (S&P) ha asignado a ACS la calificación crediticia corporativa a largo plazo BBB (equivalente a un aprobado), con perspectiva estable, con lo que la compañía cumple el anuncio que hizo en noviembre de que tendría una calificación para 2017.

Según ha informado este lunes la compañía en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que recoge Efe, S&P ha destacado para otorgarle la nota que ACS es una de las mayores empresas de ingeniería y construcción del mundo, que opera en la construcción civil y de edificios, concesiones, servicios industriales, administración de instalaciones y otros servicios. Además subraya su amplia presencia internacional en Norteamérica, Asia-Pacífico y Europa.

La agencia de medición de riesgos dice que la gran dimensión del grupo, su diversidad geográfica y empresarial, así como su capacidad para llevar a cabo proyectos grandes y técnicamente complejos ayudan a compensar la “típica alta volatilidad” y las “bajas barreras de entrada” que existen en el negocio de la construcción.

S&P considera que la exposición de ACS al riesgo país es limitada, pues opera principalmente en países desarrollados, en los que el marco legal, político y operativo es más estable y predecible que en los mercados emergentes.

También ha recordado que la compañía que preside Florentino Pérez ha iniciado un proceso de transformación en los últimos años para reducir la complejidad corporativa del grupo, mejorar y estandarizar la gestión del riesgo en todas sus empresas, aumentar la integración del grupo y mejorar la generación de flujo de efectivo.