Colonial “mirará” los edificios de oficinas que Hispania prevé poner a la venta, una cartera de 25 inmuebles repartidos entre Madrid y Barcelona, que a cierre del pasado año estaba valorada en 520 millones de euros, según indicó el consejero delegado de la firma, Pere Viñolas.

El primer ejecutivo de la firma patrimonialista indicó, según recoge Europa Press, que analizarán estos activos “al igual que estudia otras potenciales adquisiciones que salen al mercado”, lo que no quiere decir “que tengan o no interés” en los inmuebles, sobre los que aún no cuentan con una opinión formada.

Viñolas se refirió de esta forma a la operación que ultima la socimi Hispania para vender sus oficinas, 25 edificios que suman 186.745 metros cuadrados, en línea con su estrategia de centrarse en activos hoteleros.

La eventual compra de activos por parte de Colonial se sumaría a las inversiones en crecimiento mediante compras de activos que la firma ha abordado desde que en 2005 culminó su saneamiento, que suman un monto total de 1.760 millones de euros.

La última de las operaciones de compra es la anunciada el pasado mes de febrero, por 400 millones, que incluye activos en París, Madrid y Barcelona, en este caso en alianza con la familia Puig, su nuevo accionista.

Durante la presentación a analistas de los resultados trimestrales, el consejero delegado de Colonial se refirió también al análisis que actualmente realiza la compañía para decidir sobre su potencial transformación en socimi.

En este punto, Viñolas indicó que “se sigue trabajando en el análisis y el estudio de la posible transformación a socimi y, si bien se han realizado progresos, aún no hay una decisión tomada al respecto.