El concejal de Servicios Sociales, Ángel Rubén Arias, llegando a la mitad de la legislatura ha querido hacer balance de su área y destacar el trabajo realizado tras recuperar muchos de los servicios, según ha dicho, que el Partido Popular destrozó.

El concejal ha dejado claro que no quieren el modelo de “caridad” que propone el PP que ha realizado “un destrozo tan grande, que el principal esfuerzo ahora es el de recuperar la cobertura que en servicios sociales prestaba a la población”. Ha calculado que la Comunidad Autónoma ha dejado de recibir 137 millones, se han destruido 950 empleos y 3 800 personas han dejado de percibir ayudas. En cuanto a la gestión de diversos recursos, que pasó a ser privada, afirma que en lo posible se está intentando que vuelva a ser pública.  Destaca también que se encontraron que Castilla La Mancha con las políticas del PP estaba en la sétima posición en la atención en relación con servicios sociales y tenia un suspenso en la nota que da el Observatorio Estatal de la Dependencia; se ha conseguido ahora un notable y volver a colocarse en la tercera posición.

En Alcázar también se han iniciado programas novedosos y muy ambiciosos como son los Planes Integrales de Discapacidad y La Pradera, además de poner en marcha una ordenanza pionera sobre Reconocimiento del derecho a la concesión de prestaciones sociales de carácter económico. Y se han firmado convenios a seis años para evitar que ningún gobierno paralice las ayudas.

Explicaba el concejal que el gobierno del PP, en contra del Parlamento aprobaba la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local que secuestraba las competencias municipales en esta área. Fue el Tribunal Constitucional el que desautorizó la Ley y el ayuntamiento de Alcázar (en el pleno del mes de marzo) aprobó una moción para su derogación (con PSOE, Equo e Iu). Así mismo el gobierno regional, ya con el gobierno del PSOE, tuvo que legislar para devolver las competencias.

En relación con esta decisión añadía Arias que los Centros de Mayores dejaron de financiar actividades, financiación que ya se ha conseguido recuperar. Con la modificación en 2012 por parte del gobierno de Rajoy de los baremos de la Dependencia, se redujeron las horas de ayuda y las prestaciones económicas a los familiares cuidadores a los que sacaron de la seguridad social. Se quitó la financiación al Centro de Día de Adolescentes (personas con riesgo de exclusión); se ha logrado recuperar el centro que tiene una ayuda de 110 mil euros.

En esos años también se cerraron el Centro Integral de Atención a Drogodependientes y se suspende el programa Alcazul de prevención de drogas. Al igual cerró la Oficina de la Vivienda” dejando al barrio de la Pradera a su suerte”; actualmente informa el concejal de que se ha contratado un técnico de vivienda para atender esas necesidades y por ello se ha elaborado un Plan Integral de Barrio con la participación de los vecinos.

Desde el ayuntamiento también está previsto recuperar el Punto de encuentro de familias. Y una de las acciones que se realizó con premura fue recuperar la zonificación en los Centros de Barrio de las Trabajadores Sociales.

Si el PP aprobó una normativa regional para subir el copago de la ayuda a domicilio y establecer incompatibilidades, en la actualidad el gobierno regional ha conseguido eliminarla. Al igual que se han eliminado las que implantara el PP regional para solicitar las revisiones y las valoraciones de la Dependencia que “echaban para atrás a las personas dependientes con menos ingresos”

En definitiva decía Ángel Rubén Arias que “por incumplimiento de la Ley del gobierno de Rajoy, Castilla La Mancha ha dejado de recibir 28.3 millones de Euros como consecuencia de los recortes”, lo que ha acumulado desde 2012 un quebranto económico en materia de Dependencia de 137 millones.

En Alcázar de San Juan se valora una bajada que va de 329 000 que se recibía en 2011 a solo 87 539 Euros con lo que se dejó de pagar por parte del ayuntamiento los Psicólogos, educadores sociales, animadores y monitores, para los que se ha vuelto a conseguir financiación, y la financiación de la Consejería de Bienestar Social para el Plan concertado ha ascendido a 43.6% con respecto al año anterior, con el compromiso de recuperación progresiva.

En Alcázar el delegado de Servicios sociales recuerda que se ha recuperado a la trabajadora social que dejó de contratar el PP y se han contratado a dos más para familia e integración social.

Se ha conseguido abrir el Centro de mediación familiar y recuperar al personal que trabajaba en atención a menores y víctimas de abuso y violencia, duplicando el número de psicólogos. También se ha recuperado el equipo de técnicos de mediación con jóvenes infractores y se ha recuperado la gestión pública del Centro Ocupacional, la Residencia de personas con discapacidad y la Vivienda tutelada con personas con discapacidad junto con el Centro de Urgencias para mujeres víctimas de violencia.

Para finalizar el concejal ha querido agradecer su dedicación de los trabajadores de los Servicios Sociales, e insistía en que “tras el destrozo tan grande realizado en los servicios sociales por el PP, no solo en Alcázar sino en toda la región, nuestra meta es recuperar al menos las condiciones y prestaciones que existían antes de que gobernara el PP”.