Bienvenidos al maravilloso mundo del trading, donde los sueños se hacen realidad. Esta afirmación la podemos sacar como conclusión a las publicidades y banners que últimamente están muy de moda, ya que parece ser un error común el confundir la inversión profesional con el juego.

Es cierto que la posibilidad de invertir con apalancamiento conlleva mayores rentabilidades pero también mayores riesgos asociados sobre todo si no se sabe controlar o ajustar adecuadamente. Como digo yo, siempre el apalancamiento efectivo es un derecho pero no un deber; es decir, es una posibilidad que te otorga el bróker para poder invertir con capitales mayores a los depositados reteniéndose parte del capital en concepto de garantía.

Podemos afirmar que un uso adecuado y profesional de dicho apalancamiento puede generar unas rentabilidades superiores, incluso doblar o triplicar el tamaño de la cuenta en poco tiempo pero insisto, controlando los riesgos de la inversión de forma muy rigurosa. Estos riesgos por supuesto es necesario conocerlos pues los anuncios que te puedes encontrar por Internet del estilo de algunos medios, donde se informa que puedes triplicar tu cuenta de trading, es prácticamente publicidad engañosa por antología.

El trading al fin y al cabo es mucho más que eso, porque la cantidad de productos a los que tenemos acceso los inversores retail a día de hoy son inmensos, ya que disponemos de una amplia gama de productos que gozan de una flexibilidad altísima que dotan al inversor minoritario de la posibilidad de invertir capitales pequeños en diferentes instrumentos a nivel mundial con una liquidez bastante aceptable.

La conclusión que podemos sacar es que el mundo del trading aparte de ser muy solitario, debes escoger rigurosamente quiénes van a ser tus compañeros de viaje, pues no sólo es importante el trabajar con un bróker debidamente regulado, sino que también la elección del producto adecuado para cada perfil inversor y el nivel de apalancamiento aceptado para dicho nivel.

Daniel García, analista de XTB