A pesar que la mañana del sábado se inició con frío y malas previsiones meteorológicas -que hicieron que la Lectura Popular del Quijote se trasladara al Salón de Plenos del Ayuntamiento- las actividades previstas por el Día del Libro se unieron a otras de tipo deportivo, profesional, o fruto de la iniciativa privada y las asociaciones de Alcázar de San Juan que aportaron dinamismo a la vida de la ciudad.

La Plaza de España acogió la iniciativa de dos librerías locales – Mata e Imagina- que montaron dos puestos de venta de libros e invitaron a los viandantes a confeccionar flores de papel para decorar un mural. Las figuras de Don Quijote y Sancho Panza estuvieron muy presentes en este marco, gracias a dos simpáticos cabezudos que fomentaron la lectura entre los más pequeños.

El Salón de Plenos del Ayuntamiento alcazareño acogió la Lectura Popular del Quijote, en la que participaron asociaciones y vecinos de la localidad. En un primer momento estaba previsto que esta actividad saliera también a la calle, pero las previsiones meteorológicas hicieron que se trasladara al interior del Consistorio; que también acogió una actividad de cuenta-cuentos. Actividades que se enmarcan dentro de la programación del mes de abril, organizada en torno a la figura de Cervantes y ‘La Locura del Quijote’.

La alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, que se acercó hasta la plaza acompañada del concejal de Cultura, señaló que el trabajo del equipo de Gobierno debe estar encaminado a “facilitar y fomentar la participación de los vecinos en la actividad de la ciudad, bien a través de la programación de actividades o facilitando que las asociaciones y la iniciativa privada puedan organizarlas también”.