“No se trata de un año de mejora, pero sí con perspectiva positiva”. Ese podría ser el perfecto resumen del sector bancario español. Y así lo ha expresado el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, que ha presentado este jueves el ‘Informe 2016’ llevado a cabo por su organización.

La ponencia de la presentación del informe llevaba por título ‘2016. Un ejercicio de transición’, y ese parece haber sido el factor determinante del sector financiero en el pasado ejercicio. No en vano, los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 7.987 millones de euros en 2016, lo que supone un 23,1% menos que un año antes.

[Artículo completo en DIARIO 16]