La evolución del precio de la acción de Aena no ha dejado de crecer hasta las previsiones de los más optimistas. Los buenos datos económicos y de pasajeros de la compañía acompañados por la cifra de turistas en España, han lanzado de lleno unos títulos que podrían alcanzar los 170 euros dejando al Gobierno con la duda de vender o no tras la rebajas de tasas aeroportuarias.

Probablemente, ni en sus mejores sueños el Estado hubiera imaginado que la privatización de parte del gestor y su salida a Bolsa fuesen a tener tanto éxito. En febrero de 2015, el Gobierno lanzó una Oferta Pública de Venta (OPV) para privatizar el 49% de Aena, que salió al mercado con un precio de 58 euros. Dos años después, la empresa ha hecho más que duplicar su valor en Bolsa, “haciéndolo incluso mejor que el Ibex-35 en cualquiera de los escenarios posibles”, asegura Rodrigo García, analista de XTB. En su última jornada cerró a 151,25 euros.

Esta evolución positiva se debe a los resultados económicos y de pasajeros, también en aeródromos internacionales -pues Aena controla el 51% del aeropuerto de Luton (Londres)­-, así como el récord de visitantes internacionales en España cosechado el pasado año, que superó los 75 millones de viajeros.

Además, es preciso recordar que el gestor aeroportuario logró un beneficio neto de 1.164 millones de euros en el ejercicio 2016, lo que supone un incremento del 39,7% respecto al año anterior. El Consejo de Administración de Aena acordó proponer un dividendo a cargo del beneficio del año pasado de 3,83 euros por acción. Dividendo que este año será previsiblemente mayor. Por si fuera poco, los 46 aeropuertos de la red cerraron el pasado año con más de 230 millones de pasajeros, un 11% más que en 2015.

Tal es así que las perspectivas invitan a firmar nuevas subidas de los títulos del gestor. “Si se dan las previsiones más optimistas, la acción podría llegar a alcanzar los 170 o 175 euros”, apunta el analista, quien afirma que comprar ahora acciones es una buena idea, pues la rentabilidad es del 7%. De hecho, a finales de 2016 los analistas situaban esta subida entre 110 y 130 euros.

Además, la rebaja del 11% de las tasas aeroportuarias de forma progresiva hasta 2021 no parece que vaya a frenar su evolución en el mercado. “No creo que vaya a ser devastador”, indica García, pues se trata de un bien inelástico, al que la subida o bajada de tasas no afectaría en cuanto al número de desplazamientos aéreos.

¿Es el momento de desprenderse de Aena?

El Gobierno español aún posee el 51% de Aena a través de la sociedad pública Enaire. Con la llegada del nuevo ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, se volvió a poner el tema sobre la mesa: vender o no vender la totalidad u otra parte del gestor.

Lo cierto es que la revalorización de Aena es una buen anoticia de cara a una posible venta por parte del Estado. Sin embargo, en analista de XTB considera que lo mejor que puede hacer el Gobierno “es hacer lo que está haciendo, es decir, nada”. Dadas las previsiones de crecimiento que aún puede llegar a tener en el mercado, desprenderse de Aena no es una buena idea.