La recuperación económica, y el buen tiempo en toda la Península, han animado drásticamente el turismo en España. Los españoles han estado más tiempo viajando, y mucho menos viendo la televisión.

Según ha señalado este martes el ministro de Fomento Iñigo de la Serna en un desayuno informativo organizado por ‘El Economista’, la ocupación hostelera ha aumentado un 10% esta Semana Santa respecto a la del año anterior. Esto ha llevado, según las previsiones de Asempleo, patronal de ETT y agencias de empleo, a la creación de casi 150.000 nuevos empleos en el sector.

Las audiencias televisivas se ven afectadas

Este nuevo repunte del turismo ha provocado daños colaterales para el negocio audiovisual. En concreto ha influido en las audiencias de televisión. Según la consultora audiovisual Barlovento Comunicación, el consumo de televisión durante la Semana Santa fue la menor de los últimos 10 años.

Lo que se traduce en unos 18 minutos menos de consumo televisivo, alcanzando las 3 horas y 25 minutos diarios. En comparación con las 3 horas y 43 minutos del año anterior.

La programación también ha sido la más religiosa que se recuerda, alcanzando las 360 horas dedicadas a este tema,sobre todo televisiones autonómicas. 56 minutos más que el año anterior, y 95 más que el 2015.

Este año, el líder en la cuota de pantalla española, ha sido Antena3, que ha conseguido adelantar a Telecinco. Aunque sigue siendo líder en Canarias, Extremadura y Asturias. Mientras que La1 ha encabezado el ranking de Murcia, Castilla León y Navarra.

Imagen | ‘Roberto