Alcázar de San Juan ha sido el centro para la celebración de la primera parte de las Jornadas de prevención de alcoholismo y drogodepencias en jóvenes y promoción del ocio saludable que organiza anualmente la Federación Nacional de Alcohólicos Rehabilitados (ANDAR). Jornadas encaminadas a buscar soluciones y proponer alternativas para frenar el consumo de alcohol y sustancias tóxicas entre los más jóvenes, ya que en los últimos años ha bajado alarmantemente la media de edad de inicio en el consumo, en torno a los 12,7 años de edad. Las propuestas que surjan de las diferentes mesas serán trasladadas a los Ayuntamientos y al Plan Nacional sobre Drogas.

El inicio en el consumo de alcohol se ha rebajado hasta la alarmante edad de 12,7 años, el de marihuana a los 13,6 y con 14 años muchos jóvenes españoles comienzan a consumir cocaína; también ha aumentado el consumo en mayor medida entre las mujeres, según datos del Observatorio Español de la Droga y las Toxicomanías. Una situación que empuja a la Federación Nacional de Alcohólicos Rehabilitados (ANDAR) a tratar de buscar soluciones y mecanismos de intervención a través del ocio saludable.

Con este telón de fondo, ANDAR organizó el domingo 9 de abril la primera parte de sus jornadas anuales para la prevención del consumo de alcohol y drogas entre los jóvenes. Jornadas en las que participaron asociaciones de diferentes puntos del país, como Barcelona, Sevilla o Murcia, así como colectivos de Alcázar y de otras localidades castellano-manchegas como Villanueva de Alcardete o La Roda.

El objetivo de las jornadas es buscar soluciones, a nivel nacional, para revertir estos datos y promover acciones de intervención entre iguales y alternativas de ocio saludables.

A través de tres mesas de trabajo compuestas por jóvenes, mayores rehabilitados y familiares, se han debatido diferentes cuestiones que afectan al tratamiento que se le da al consumo de alcohol y drogas en las diferentes esferas sociales: centros educativos, instituciones, medios de comunicación, etc., con el fin de corregir aquellos comportamientos ‘normalizados’ que influyen negativamente en la concepción de los jóvenes sobre estas sustancias. Como ejemplo, Antonio Ramos, presidente de la asociación alcazareña ARAZAR, recordó que “está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas dentro de los recintos escolares. Consumir cerveza durante las fiestas de los colegios es un mal ejemplo para nuestros hijos. Ya lo denunciamos el año pasado y volveremos a hacerlo”.

Por su parte, Jesús de La Osa, presidente de ANDAR, consideró que la sociedad en su conjunto ya “ha dado la alarma” en este asunto, “tras los numerosos comas etílicos que se producen en los botellones”.

La alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, acompañada por la teniente de alcalde Rosa Idalia Cruz, mostró el “apoyo incondicional” desde la institución local a las reivindicaciones de este colectivo. “El ocio no tiene por qué estar relacionado con el consumo de alcohol y drogas, aunque hay mucha gente joven que piensa que si no consumes no te lo pasas bien. Esto es absurdo y jornadas como estas son importantes para proponer alternativas”. Igualmente, señaló que ya en 2016 y por primera vez, desde el Ayuntamiento se habló con las AMPAS de todos los colegios para aplicar la Ley que prohíbe el consumo de alcohol dentro de los recintos escolares. Aseguró que en 2017 “volveremos a recoger el guante e incidiremos en esta cuestión, porque el ejemplo es fundamental”.