La patronal de empresas tecnológicas, electrónica de consumo -y también telecomunicaciones- Ametic vuelve a la normalidad, poco a poco. El final de 2016 fue atropellado y trajo consigo la salida de la asociación de los operadores de telefonía y sus grandes proveedores. El inicio de año dejó un nuevo presidente, Pedro Mier; y sobre todo la sensación de que las aguas bajan más calmadas.

En este contexto, Mier ha mantenido un encuentro con los periodistas del sector tecnológico para poner negro sobre blanco cómo está la situación de la patronal, sobre todo en la parte económica, la cual califica sin que le tiemble la voz de “sólida”. Aunque tendrán que sobreponerse a varios contratiempos. Entre ellos, un descenso del 25% de los ingresos y un recorte de más del 35% de la plantilla.

Por ello, el nuevo presidente de Ametic no ha negado que el inicio de esta nueva etapa se encuentra en un “terreno no fácil”. Pero insiste en la idea de que todavía quedan dentro de la organización grandes empresas como Samsung, Microsoft o Sony.

Aunque quizá, lo más importante, ha sido que Mier ha querido enterrar el hacha de guerra lo antes posible y en un lugar bien hondo con los operadores de telefonía, y en concreto con Telefónica, a la que siguen viendo como la cabecilla del cisma formado a finales del año pasado.

Telefónica, bienvenida para todo

Una de las claves que trae bajo el brazo Pedro Mier es alejar la crispación y tensión que vivió Ametic en los últimos meses de presidencia de José Manuel de Riva. Todo en la coctelera mediática, la de las empresas que se marcharon y que pueden volver, la salida del anterior presidente…

Ahora es un nuevo tiempo. Un tiempo, por cierto, en el que las telecomunicaciones seguirán siendo un sector representado por Ametic. En este sentido, Mier ha asegurado que muchas de las empresas que siguen en la organización tienen relación directa con este sector y que, por lo tanto, deben seguir guardando por sus intereses.

No obstante, desde Ametic consideran, incluso, como algo positivo la salida de los grandes operadores, puesto que ellos tienen peculiaridades regulatorias y de competencia que ocasionaba, en ocasiones, pequeñas disputas con otras empresas de la patronal. Por ello, estiman que, pese a estar fuera empresas como Telefónica u otros operadores, quieren llegar a acuerdos vinculantes con la nueva asociación que desarrollen para sacar adelante propuestas y temas comunes.

Este clima de entendimiento entre Ametic y Telefónica desemboca en que no tendrían problema desde la patronal en que el operador azul siguiera siendo uno de los patrocinadores principales en el ‘Encuentro de Economía Digital y Telecomunicaciones’ que se celebrará en septiembre. Incluso han tenido reuniones con ellos, así como con otras compañías que han abandonado la asociación, para tratar el tema de Santander, así como su posible reingreso en la patronal. Algo que Meir ve muy posible en muchas de las compañías que se marcharon.