Todo lo que rodea a Bankia desde que necesitó dinero público para seguir en pie, se puede definir en dos palabras: dudas e incertidumbre. De ahí que sea fundamental transmitir confianza desde lo más alto de la entidad cuando se aproxima el proceso de absorción de BMN.

Y es que ya no hay vuelta atrás. Con el visto bueno del Ministerio de Economía, la antigua Caja Madrid abordará próximamente el proceso de fusión con Banco Mare Nostrum. Eso implica que no puede haber fallos. El margen de error para que la operación salga bien, y tras ella la cuarta entidad financiera del país, tiene que pillar a todos prevenidos.

Por eso, de manera consciente se quiere enviar el mensaje de que todo está listo. El último en hacerlo ha sido el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, que en el marco de las jornadas ‘Los expertos contables en la era digital’, organizada por el Registro de Expertos Contables (REC), ha manifestado que el movimiento corporativo que se llevará a cabo les permitirá “crear una entidad que sea más fuerte, más rentable y más solvente en el futuro”.

Asimismo, el CEO de Bankia se mostró convencido de que en el sistema financiero español todavía hay espacio para ver más consolidación. Por ello, aseguró que “veremos operaciones en este sentido en el futuro”, ya que las entidades sentirán la necesidad de aprovecharse de las economías de escala para elevar su rentabilidad.

A ello se une, explicó, “que estamos yendo a un mundo más europeo y esto está cambiando la manera de pensar y la necesidad de tener entidades con más tamaño que puedan plantearse el reto europeo con más garantías”.

Bankia, de la mano con la economía española

Durante su intervención en estas jornadas, José Sevilla también ha hecho referencia a la economía española, sobre la que ha destacado que está funcionando muy bien y “claramente sigue con una inercia fuerte de crecimiento”.

Si la economía sigue creciendo como ahora, se puede reducir de forma importante el desempleo“, ha precisado Sevilla, para quien es el principal problema de España. “2017 ha empezado fuerte” y posiblemente “las únicas nubes provengan más del exterior”, ha manifestado el CEO de Bankia, que en este sentido se ha referido al Brexit o las dudas que generan las elecciones francesas.