La salida de Reino Unido de la Unión Europea ha puesto en sobreaviso a todos los países, aunque a cada uno le afectará de manera distinta. En el caso de España, y dejando a un lado las disputas sobre Gibraltar, la actividad turística es la que más resentida puede verse. De ahí que el Gobierno, y hasta el Banco Santander, se hayan puesto a vender la marca España a los turistas británicos.

Así, Turespaña ha puesto en marcha una campaña de promoción turística. Todo ello para reforzar la imagen de nuestro país en el Reino Unido con motivo del Brexit. La campaña se mantendrá activa durante todo el mes de abril. Esta se pondrá en marcha bajo el nombre de ‘SpaininMYheart ¿Hay un lugar en tu corazón para España?’. Y pretende generar 20 millones de impresiones en redes sociales y alcanzar a un millón de usuarios.

Pero en esta batalla por revender la imagen de España en Reino Unido el Gobierno español no está solo. También cuenta con la ayuda de entidades bancarias como el Banco Santander. El viernes pasado, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la presidenta del Banco de Santander, Ana Botín, firmaron un convenio para poner en marcha un proyecto para la promoción turística de la Comunidad Autónoma en el Reino Unido.

Los clientes británicos del Banco Santander podrán comprar viajes a Cantabria a través de la web de la entidad bancaria. Además, a su regreso se les devolverá un 8% del coste del viaje. Para llevar a cabo esta iniciativa, se ha creado una UTE de agencias de viaje, formada por Viajes Altamira, Santander Viajes y Naturzoom, y un portal de reservas online. Se podrá acceder desde la página web del Banco Santander, y que se llama ‘Santander Incoming’.

17,8 millones de turistas británicos en juego

En 2016 visitaron España 17,8 millones de turistas británicos de los más de 75 millones de turistas internacionales. La cifra supuso un crecimiento del 12,4% respecto al año anterior. Además, existen 300.000 residentes británicos con propiedades en España que viajan con regularidad. Por todo ello, el turismo británico es muy importante-casi-necesario para España.

Recientemente, el Alto Comisionado de la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, ha asegurado que la única amenaza sobre los flujos turísticos que recibe nuestro país es el Brexit. Algo que en su opinión es un efecto que dependerá del desarrollo de las negociaciones con la UE. También abogó por captar visitantes de alto poder adquisitivo.

Pero muchos ciudadanos de Reino Unido reconocen que no cambiarán su opinión a la hora de viajar. El 83% de los británicos asegura que el Brexit no les supondrá un impedimento para pasar sus vacaciones fuera del país, según un estudio de Wanup. Y a una cuarta parte lo que les hace más felices es el turismo de sol y playa. Eso es precisamente ese sol y playa lo que vienen buscando de España. Y también es lo que espera el Gobierno español que sigan haciendo.

Imagen | ‘Miguel Discart