La tiranía de Google puede con todo. No hay servicio que no esté a merced del gigante tecnológico. Y los servicios de información telefónica no iban a ser menos. Así, los famosos ‘pelochos’ y demás compañías del sector han visto como sus ingresos se reducen a la mitad en los últimos tres años.

Hace tiempo podrían resultar un servicio bastante útil. Conocer el estado de las carreteras antes de salir de viaje, saber la dirección del restaurante donde cenar o el número de teléfono del polideportivo para saber si está abierto. Era una rutina, y una simple llamada bastaba. Pero los dispositivos móviles, y sobre todo una conectividad a internet rápida y barata, ha provocado que sea muy sencillo entrar en Google y mirar todo eso. De hecho, será más útil, rápido e incluso habrá algún servicio asociado en formato ‘app’.

El resultado ha sido que las empresas dedicadas al negocio de las líneas de información telefónica estén al borde de su extinción. Según datos ofrecidos por la Comisión Nacional de la Competencia y los Mercados (CNMC), en el tercer trimestre de 2016 el ingreso total de las principales compañías del sector fue de 4,3 millones de euros. Lejos de los 9,1 millones que ingresaban durante estos tres meses hace apenas tres años.

Fuente | CNMC

Y todas las variables están en una dramática línea descendente. Por ejemplo, en cuanto al volumen total de minutos hablados a través de estos servicios, donde siguen liderando los ‘pelochos’ del 11888, la reducción ha sido casi de una tercera parte. En 2013 se hablaba un total de 6,5 millones de minutos en ese tercer trimestre, y ahora apenas asciende a los 2,8 millones de minutos.

Fuente | CNMC

Idéntica situación para el volumen de llamadas realizadas, que va en consonancia con los minutos. En el tercer trimestre de 2013 se realizaron un total de 3,5 millones de llamadas. Según los datos de la CNMC para ese mismo periodo del año pasado, tan solo se alcanzó la cifra de 1,3 millones.

Fuente | CNMC

El final de los ‘pelochos’

La línea decreciente, tanto para los ‘pelochos’, que pertenecen al Grupo Hibu; como el 11811 que es propiedad de Tirania Corporate; así como el resto de compañías, no deja lugar a dudas: tienen los años contados.

Además, da lo mismo cómo intenten reinventarse, con un móvil en el bolsillo de cada persona, y una conexión a internet casi de manera ilimitada, no hay manera de competir. Para cualquier dirección, información o gestión, Google siempre será más rápido y con mayor alternativa.

Así pues, campañas como las últimas realizadas por Paco León con los ‘pelochos’ parece que no se volverán a dar.

De hecho, estos spots publicitarios hace mucho que dejaron de verse por televisión. La tecnología móvil termina cambiando nuestro pasado reciente a su antojo. Y Google es la muestra de ello.