Proyectos ilusionantes, inversiones desorbitantes y perspectivas económicas muy seductoras. Estas tres características describen a la perfección el proyecto del Edificio España, el  macrocomplejo de ocio Live! Resorts Madrid o la Quinta Torre de Madrid, además del retraso en su construcción.

¿Qué está pasando en Madrid que ningún macroproyecto consigue convertirse en realidad? La gran mayoría de ellos continúan estancados. A veces se trata de cuestiones administrativas, otras de políticas que acaban tumbando estas proyecciones y otras simplemente económicas. Pero el caso es que de todos los megaproyectos anunciados hace años, muy pocos parecen que vayan a ver la luz a corto plazo.

El que más cerca estaba de comenzar a ser una realidad, el Edificio España, ha encontrado otra traba en el camino. El traspaso de la escritura al grupo Baraka se ha retrasado debido a que su actual propietario, el grupo Wanda, no ha aprobado y presentado las cuentas del ejercicio fiscal de 2016. Hay que recordar que Wanda compró el edificio España (construido en 1957) por 265 millones de euros al Banco Santander en julio de 2014. Tras muchos problemas con el Ayuntamiento de Madrid decidió ponerlo a la venta. A finales de 2016, el conglomerado chino anunciaba la formalización de la venta del emblemático inmueble al grupo murciano Baraka por 272 millones. De momento, solo se sabe que la cadena hotelera Riu abrirá un hotel de cinco estrellas. Eso si, siempre y cuando el proyecto consiga desatascarse.

Pero este no ha sido el único punto negro en la frustrada expansión de Wanda en España. El otro proyecto que se fue al traste fue la Operación Campamento, donde construiría, entre otras cosas,  el mayor parque acuático cubierto de Europa. Finalmente, no consiguieron ponerse de acuerdo con el consistorio de Madrid liderado por el anterior Gobierno, del PP por entonces.

Al igual que ocurrió con este proyecto, la semana pasada la Comunidad de Madrid rechazó el macrocomplejo de ocio Live! Resorts Madrid en Torres de la Alameda de la compañía norteamericana Cordish. La Comunidad lo justificó alegando que no cumplía las condiciones de un Centro Integrado de Desarrollo (CDI). Además, destacó que la documentación aportada no asegura que se llevasen a cabo la totalidad de las instalaciones. El grupo ya ha anunciado que se reunirá de nuevo para intentar llegar a un acuerdo. A pesar de ello, las perspectivas de que sea favorable son casi nulas.

Villar Mir, el rey de dos megaproyectos

Y un poco más a largo plazo, el Paseo de la Castellana verá como una quinta torre se suma a las cuatro ya existentes. El Grupo Villar Mir ha cedido el 49% de la quinta torre, que conllevará una inversión de más de 300 millones de euros, a la inmobiliaria filipina Megaworld Corporation. El rascacielos contará con un nuevo campus del Instituto de Empresa y un hospital del Grupo Quirón. Este proyecto no es reciente, sino que en 2002 nació como parte de la candidatura olímpica, que no se ganó. En 2007 se trató de relanzar, pero la crisis lo frustró.

En el mismo año, Villar Mir prevé abrir por fin su segunda gran obra: el complejo Canalejas. Durante años se ha encallado y cambiado de planes. Pero con la entrada de un nuevo socio vuelve a retomarse. La sociedad Mohari Limited compró el 50% del proyecto. Ahora OHL Desarrollos y Grupo Villar Mir permanecen en la sociedad con una participación del 17,5% y el 32,5%. Canalejas contará con 15.000 metros cuadrados de galería comercial y el primer hotel de la cadena Four Seasons ubicado en España.

La ayuda de nuevos socios supone el empujoncito que les faltaba a estos dos proyectos. Y más tras anunciar un ERE que afectará a 554 trabajadores de construcción e industrial en OHL.

Chamartín y Cuatro Caminos bloqueadas

Más de un año y medio es el tiempo que duran los desencuentro entre el Ayuntamiento de Madrid y Distrito Castellana Norte (DCN), entidad promotora de Operación Chamartín. Uno de los puntos de mayor encontronazo es el hecho de que que DCN preveía levantar 16.000 viviendas. Y el Ayuntamiento de Madrid redujo a la mitad en su área urbanizable con la propuesta de Puerta Norte. Con la mediación del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, parece que se está más cerca de alcanzar un principio de acuerdo.

Igual de bloqueado o incluso peor, se encuentra el proyecto de las cocheras de Cuatro Caminos. Metro de Madrid está dispuesto a denunciar al Ayuntamiento de Madrid si no desbloquea la actuación urbanística. Esta prevé derribar las actuales cocheras de Metro para construir 443 viviendas de una cooperativa. Ahora Madrid lo rechazó y lo archivó con el argumento de que continuaba incumpliendo el Plan General de Ordenación Urbana.

Imagen | ‘Ricardo Ricote