La presencia en España de la compañía de Elon Musk ya se está haciendo notar. Está trabajando muy duro para establecerse en nuestro país. En tan solo 4 meses ha instalado 10 superchargers y 97 Destination Chargers.

El proyecto de Tesla para cambiar el paradigma del modelo eléctrico y del transporte actual pasa por la articulación de una red global de estaciones de recarga para abastecer a todos los coches eléctricos de la compañía.

Las estaciones de carga rápida o superchargers son la solución más eficiente del mundo, en tan sólo 30 minutos pueden inyectar a la batería energía suficiente como para conducir unos 270 kilómetros.

Bajo este contexto, Tesla tiene 10 estaciones repartidas por toda España, la que se inauguró es el supercharger de Albacete, en el km 52 de la A-31. Con este cargador, el usuario ya puede viajar de Madrid a Murcia o Alicante. También está en marcha la construcción de una estación en la carretera de Barcelona, concretamente en el km 309 de la A-2 sentido Zaragoza.

Las 97 estaciones de destino (Destination Chargers) están situadas en hoteles, resorts y restaurantes. Y aunque funcionan más lentamente, ofrece unos 100 kilómetros de autonomía por una hora de carga. De este modo puede convertirse un reclamo para los clientes de alto poder adquisitivo, que pueden hacer la compra, comer o dormir mientras se carga el vehículo.

Por otra parte, Tesla llegó a un acuerdo con El Corte Inglés para instalar varios de estos puntos de recarga en sus centros comerciales. El proyecto piloto se realizará en 4 centros: 2 en Madrid, uno en Barcelona y otro en Bilbao.