En un año en el que la compañía aérea más conocida de España, Iberia, cumple 90 años, mantenerse en el mercado no es tan fácil como puede parecer y menos en nuestro país. De hecho en los últimos años han quebrado muchas líneas aéreas y existen otras tantas son de reciente creación, por lo que aún son muy jóvenes.

España es el país con menor ratio de supervivencia de aerolíneas mientras que Portugal se sitúa a la cabeza. La probabilidad de que una compañía aérea española sobreviva es de un 21% frente al 58% de las portuguesas. Así se desprende de un estudio del bróker aéreo Europair que analiza más de 800 aerolíneas de un total de 17 países.

La aparición de nuevas filiales y aerolíneas de bajo coste están presionando a las más tradicionales, lo que dificulta su pervivencia. Según Europair, entre 2006 y 2016 un total de 33 aerolíneas españolas cerraron. En la historia de la aviación española hemos visto nacer un total de 80 aerolíneas con bandera española. Pero solamente 17 de ellas permanecen activas hoy en día.

Hacerse mayor en el sector aéreo español es difícil. Y la única que puede alardear de ello es Iberia. Para encontrar a la segunda más antigua hay que avanzar hasta el año 1969, cuando se fundó la Canaria NAYSA, con 48 años de edad. Le siguen la mallorquina Air Europa y la madrileña Swiftair que cumplirán 31 años de edad. Binter Canarias, Air Nostrum y Air Europa Express (antigua Aeronova) son las otras aerolíneas jóvenes españolas, con 28, 23 y 21 años respectivamente. Mucho más adolescentes son Vueling, Albastar o Volotea, que vieron la luz a partir del 2000.

Y entre medias muchas se quedaron en el camino, como Aviaco, Spantax o Spanair. En toda la historia de la aviación española, un total de 63 aerolíneas (el 79%) han cesado su actividad a causa de diversas razones. Así, la media de vida total es de aproximadamente ocho años.

En España, la falta de planificación y de conocimientos del sector aeronáutico son las principales causas de que quiebra.

España a la cola de Europa

Si sorprende que España registre estos datos, más sorprendente es aún que en Portugal las aerolíneas tengan mayor longevidad. Y todo ello, a pesar que sus aerolíneas no son muy conocidas entre el gran público.

Lo mismo ocurre con Irlanda, Suiza, Austria, Polonia y otras naciones escandinavas que se sitúan entre el 38% y 58%. El número de aerolíneas activas por país de este grupo varía entre 6 y 15. Aunque no cuenten con aerolíneas históricas, han sabido controlar los riesgos en este sector tan cambiante y sensible.

No ocurre lo mismo con los países con más compañías aéreas (históricas y actuales). El ratio de Alemania, Francia y Reino Unido se sitúa entre el 34% y el 40%. Por su parte, Italia, Bélgica, Grecia y Suecia se posicionan en ratios de supervivencia muy parecidos a los de España.