Como si se tratasen de los pokémons más valorados tras las últimas actualizaciones, España se ha lanzado de lleno a la caza y captura de los turistas chinos. ¿Por qué? Se trata de un mercado muy grande, los ciudadanos viajan mucho por ocio y por trabajo, y lo mejor, es que gastan mucho dinero en sus destinos.

España, tercer destino turístico mundial en 2016 con 75,2 millones de viajeros internacionales. Y según el número de visados expedidos, 580.000 visitantes chinos, un 46% más que en el año anterior, visitaron nuestro país. Lo que demuestra que este turismo crece en España y mucho.

Además, la situación geográfica también apoya esta teoría. Actualmente, solo el 4% de los habitantes del gigante asiático –unos 50 millones de personas– dispone de pasaporte. Dicho número que se elevará a los 150 millones de ciudadanos chinos en el año 2025 según las previsiones demográficas. Y como es lógico, España quiere una parte importante de ese pastel.

Para ello, ha hecho un acercamiento hacía los millenials. Serán los jóvenes chinos los que protagonizarán la mayor parte de los viajes del país. Por ello, Turespaña ha lanzado en Pekín la web en mandarín HelloSpain.cn. Está dirigida especialmente al nuevo turista chino joven, independiente y que acude a las redes sociales para planificar sus viajes.

Pero los chinos no buscan ese masificado turismo de ‘sol y playa’, sino que practican un turismo de compras. Y cuando visitan España suelen frecuentar las tiendas de lujo. Joyería, bisutería y productos tecnológicos están entre las principales compras de estos viajeros. Además, España es uno de los lugares de la UE que más IVA devuelve, lo que supone una gran ventaja para ellos.

Asimismo, las aerolíneas han visto un filón en este tipo de turismo y la conectividad aérea ha mejorado. Así, se ha pasado de solo dos rutas directas (Pekín-Madrid y Pekín-Barcelona) a cinco. Recientemente se ha incorporado  China Eastern e Iberia (Shanghái-Madrid) y Cathay Pacific (Hong Kong-Madrid).

Viaje de empresa a Madrid

La Comunidad de Madrid acogerá el mayor viaje de incentivos de turistas chinos. Un total de 3.000 empleados han sido premiados por cumplir cincuenta años en una empresa pekinesa dedicada al cuidado de la salud.

De hecho, el año pasado se repitió una situación parecida. Alrededor de 2.500 empleados chinos del Grupo Tiens aterrizaron en Madrid y de forma escalonada para disfrutar de una semana de vacaciones pagadas en la capital, Toledo y Barcelona, lo que supuso cerca de siete millones de euros de gasto.

El pasado 2016 visitaron la región madrileña un total de 212.934 turistas chinos. Y durante el Año Nuevo Chino, España fue elegido como primer lugar de turismo asiático por delante de Francia y Reino Unido.